lunes 8 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

Preocupante reaparición

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
6 de agosto de 2022 - 01:05

Durante muchos siglos la sífilis fue una enfermedad incurable, que afectaba severamente la calidad de vida de quienes la padecían, provocando dolores musculares, parálisis, ceguera y trastornos mentales, hasta convertirse, muy probablemente, en la causa de la muerte de esas personas. La sífilis puede contagiarse a través de relaciones sexuales de todo tipo, contacto con elementos infectados (como agujas con sangre), o de madre a hijo durante el parto.

El descubrimiento de la penicilina en 1928 y otros antibióticos convirtió a esta enfermedad en fácilmente tratable si se medicaba a tiempo. Sin embargo, continuó siendo la enfermedad de transmisión sexual más importante hasta que se detectaron los primeros casos de Sida.

Los métodos de prevención del Sida que empezaron a practicarse en la década del 80 fueron también eficaces para disminuir los casos de sífilis y el resto de las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Pero cuando el Sida se convirtió también en una enfermedad tratable a partir de la utilización de cócteles de drogas, la prevención se relajó.

Por esta razón, hoy los casos de sífilis van, según lo ponen en evidencia las estadísticas oficiales de salud, en progresivo aumento. Los riesgos son mayores que antes, porque hay varias generaciones que prácticamente no conocen las características de la enfermedad, ni sus métodos de prevención ni cómo tratarla. También han aumentado los casos de otras ETS, como la gonorrea, la clamidia o la tricomoniasis.

En Argentina, se cuadruplicó la aparición de nuevos casos de sífilis entre 2013 y 2018, luego bajaron durante la etapa de aislamiento de la pandemia de Covid-19 y resurgieron en los últimos meses. En Catamarca, en marzo de este año, el Centro Único de Referencia (CUR) informó que los casos de sífilis se triplicaron respecto de años anteriores.

Como se dijo, si la enfermedad es detectable a tiempo, un tratamiento con antibióticos es suficiente para la cura de la enfermedad. Pero puede ser muy grave si no se trata a tiempo. Además, preocupa el caso de sífilis congénita, que es una infección severa, incapacitante y con frecuencia potencialmente mortal que se observa en los bebés. La transmisión proviene de la madre del bebé, la cual puede transferirle la sífilis al feto a través de la placenta.

Según los expertos, el control anual para descartar alguna infección asintomática y el uso de métodos anticonceptivos son los mejores métodos para evitar los contagios en personas sexualmente activas.

La reaparición con fuerza de ésta y otras enfermedades de transmisión sexual que pueden prevenirse y además tratarse si se detectan a tiempo, amerita recuperar campañas de concientización y de educación para la salud, por ejemplo en ámbitos educativos, que paulatinamente se habían ido abandonando. La eficacia de estas acciones ha sido ya probada, de modo que su restablecimiento augura nuevos buenos resultados.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Diferencias. El Estado chileno obtiene más provecho de su litio que la argentina.

Te Puede Interesar