sábado 30 de julio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Niegan daño ambiental en Andalgalá

La empresa MARA decidió pausar sus trabajos de apertura de una huella en Choya

Como gesto para abrir el diálogo, la empresa decidió paralizar sus actividades. La minera insiste con la invitación al intendente y a la comunidad para visitar el área.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
12 de abril de 2022 - 18:23

Tras negar de manera formal las acusaciones realizadas por el intendente de Andalgalá, Eduardo Córdoba, en una carta documento enviada a la empresa, el Proyecto Integrado MARA(Agua Rica Alumbrera) decidió pausar durante dos semanas los trabajos de apertura de una huella en la zona de Campo Grande, como muestra de su disposición a dialogar.

La empresa también insistió con invitar nuevamente al intendente y a la comunidad de Choya a visitar el sector en cuestión, apelando a la “buena fe de todos los actores interesados.”

El instrumento legal que envió la empresa al municipio expresa: “Manifestamos nuestra invariable disposición para dialogar, así como para ampliar la información precedente y en línea con nuestro compromiso de escuchar y respetar la preocupación de la comunidad expresada de manera pacífica y con la finalidad de fortalecer espacios de diálogo, sin que esto implique el reconocimiento alguna de ninguna parte invitamos, en el marco de la buena fe de todos los actores interesados, a la Municipalidad y / o sus representantes y a la Comunidad de Choya del área de Campo Grande, a quienes hemos compartido y socializado nuestros planes de trabajo de campo, a visitar el sector a la mayor brevedad junto con los reguladores provinciales. A esos efectos, detendremos el avance de la operación de perforación en el sector de trabajo de Campo Grande por las próximas dos semanas”.

De acuerdo a la carta documento que envió la minera, “el objetivo es que podamos conversar y evacuar cada una de las inquietudes expresadas en su nota".

Mediante la comunicación, la empresa manifiesta de manera formal algo que viene informando desde hace algún tiempo, en cuanto a su predisposición de apertura al diálogo.

“Para MARA el cuidado del ambiente sano y el recurso hídrico son partes fundamentales de su filosofía para el diseño del Nuevo Proyecto MARA. Somos una empresa catamarqueña, con más de 280 colaboradores de Andalgalá, que trabajan con los mejores protocolos para cuidar los recursos naturales de Andalgalá y de Catamarca, y para cuidar tanto a los colaboradores como a la comunidad” detallan. “Al mismo tiempo queremos ponernos a disposición ser parte de cualquier mesa de diálogo para el intercambio razonable y amistoso de ideas para el futuro, para comprender la problemática histórica del acceso al agua en su comunidad y ofrecer apoyo para buscar soluciones concretas” sostienen los mineros.

También, la Carta Documento aclara que “MARA está comprometida con todas las comunidades de Catamarca y la transparencia y cree firmemente que todas las inquietudes y preocupaciones se pueden abordar de manera pacífica, técnica y científicamente en una mesa de diálogo con el municipio, las autoridades regulatorias provinciales y los representantes de la Comunidad, por lo que amable y respetuosamente se requiere una reunión con el Intendente a la mayor brevedad a efectos de coordinar planes de acción concretos hacia el futuro” .

Sin daño ambiental

Luego de la invitación al diálogo expresada en la carta, como también la invitación al intendente a visitar la zona de Campo Grande y el pedido de que Córdoba los reciba, los mineros dejan en claro que niegan todas las acusaciones sobre daño ambiental expresadas por el referente del municipio en su comunicación:

“No obstante repetir nuestra disposición para recibirlos y mostrarles en nuestro programa de exploración, queremos dejar asentado debidamente lo siguiente: 1)negamos que Minera Agua Rica (MAR) y/o el Proyecto Integrado MARA (MARA) hayan provocado daño ambiental alguno y por lo tanto, que exista ningún deber de reparar; 2) negamos que acción u omisión alguna de MAR y/o MARA haya impedido el uso de agua potable; 3) negamos que acción alguna de MAR y/o MARA haya producido “modificación de estructuras, haciéndola no apta para uso y consumo humano”; 4) negamos que acción u omisión alguna de MAR y/o MARA haya ocasionado daños y perjuicios al ecosistema; 5) negamos que la conducta de MAR y/o MARA sea o haya sido “reticente” u “omisiva”; 6) negamos que la normativa legal que se cita venga al caso; y 7) negamos que MAR y/o MARA deban proceder intempestivamente al cese de ninguno de los trabajos que llevan adelante, siempre observando las mejores prácticas y al amparo de permisos emitidos por la Autoridad", concluye.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA

Te Puede Interesar