domingo 14 de abril de 2024
Violencia policial

Balean en la nuca a un chico de 16 años en Comodoro Rivadavia

Son sospechados cuatro suboficiales de la seccional séptima, ahora sometidos a investigación por el ataque que sufrió el adolescente.

Cuatro efectivos de la Policía de Chubut fueron apartados preventivamente de sus funciones y son investigados bajo sospechas de haber baleado en la cabeza y dejado gravemente herido a un adolescente de 16 años, que se encuentra internado en grave estado, en el marco de lo que se investiga como un presunto caso de "gatillo fácil", informaron este viernes fuentes judiciales.

Se trata de cuatro suboficiales de la seccional séptima de Comodoro Rivadavia, quienes son sometidos a investigación por el ataque sufrido por el adolescente la madrugada del 18 de abril último en el barrio San Martín, ubicado en la zona periférica de la ciudad.

El hecho ocurrió esa madrugada cuando se recibió un llamado que alertaba sobre la presencia de tres jóvenes que trataban de forzar las puertas de autos estacionados para apoderarse de los objetos que había en su interior. Por tal motivo, una comisión de cinco suboficiales de la la comisaría séptima se encaminó a la zona, un humilde barrio situado en la ladera de un cerro, donde no hay cámaras de seguridad y cuyas calles son de tierra.

En el primer reporte que los suboficiales realizaron al oficial de servicio de la seccional, asentaron que al llegar a un pasaje llamado Las Rosas de ese barrio encontraron a un joven herido de un balazo en el cráneo. Por lo que, las autoridades policiales de la zona montaron un operativo en el lugar y dispusieron el traslado del herido al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, adonde llegó en grave estado, con una herida de bala con ingreso en la nunca y salida por una clavícula.

Pero con el correr de las horas, los investigadores advirtieron que la versión del hecho volcada en el acta policial no coincidía con los dichos de testigos y otras evidencias, que apuntan a que los policías que llegaron al lugar fueron quienes efectuaron el disparo que impactó de atrás en la nuca del adolescente entre las 2.50 y las 3.10 de la madrugada del martes pasado.

El jefe de la Unidad Regional de la zona, Cristian Ansaldo, ordenó el pase a disponibilidad preventiva de cuatro policías y el secuestro de sus armas reglamentarias para ser sometidas a peritajes con el fin de establecer si de alguna de ellas partió el disparo que dio en la cabeza de la victima.

Los policías no están aún detenidos, ya que recién podrán ser imputados cuando el fiscal cuente con evidencia para exponer en la audiencia de formalización, en la que eventualmente se realicen las imputaciones y se dicten las prisiones preventivas.

Por el momento, el joven permanece internado en la sala de terapia intensiva del hospital Regional, donde de acuerdo al último parte médico su estado era muy grave. Y se puso saber que la víctima que no cuenta con "antecedentes policiales registrados”.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
investigan un grave hecho de abuso sexual

Te Puede Interesar