Editorial

Especulación a futuro

lunes, 21 de mayo de 2018 · 04:03

Las operaciones a dólar futuro -las que se realizaron en 2015 y las de los últimos días- son materia de investigación judicial. La semana pasada el fiscal Jorge Di Lello pidió que el Banco Central informe quiénes y por qué montos se compraron contratos de dólar a futuro en los primeros días de mayo, en el marco de la corrida cambiaria.

Lo hizo en el marco de una denuncia de la senadora Cristina Kirchner contra el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, a quien considera responsable de provocar una gran devaluación para beneficiar a quienes compran dólar futuro. 

La expresidenta está procesada, junto a otros funcionarios de su gestión, por la causa abierta por las operaciones de dólar futuro de 2015.

Los dólares futuros son contratos por los cuales una parte vende a otra un monto determinado de dólares, para una fecha futura convenida, a un precio fijado de antemano y pactado al momento de formalizar el contrato. Por ejemplo, si alguien compra hoy dólares futuros para el 30 de junio a 25 pesos, llegada esa fecha, si el dólar vale 26 pesos, el vendedor debe pagar esa diferencia de 1 peso por dólar. Se usan como cobertura para establecer de antemano un precio futuro seguro, pero también como especulación. Por eso, las devaluaciones bruscas generan enormes ganancias y son materia de investigación judicial.

En 2015, el Banco Central de la administración anterior vendió dólares futuros hasta junio de 2016. La administración actual levantó el cepo cambiario en diciembre de 2015 y ello produjo una muy fuerte devaluación generando diferencias de cambio a favor de los compradores de dólares futuros por una cifra del orden de los 60 mil millones de pesos.

De haberse mantenido el cepo cambiario hasta junio de 2016, devaluando el Peso en el mercado oficial al ritmo que las autoridades anteriores habían vendido dólares futuros, no se hubiera pagado ninguna diferencia de cambio a quienes habían comprado esos dólares. Según sostienen algunos economistas ortodoxos, desde el punto de vista del aliento de las exportaciones, era suficiente con la eliminación de las retenciones para esperar a devaluar recién en junio.

Entre los que compraron dólares futuros entre septiembre y octubre de 2015 y obtuvieron altísimas ganancias en corto plazo, figuran ex funcionarios de la anterior gestión, como Miguel Galuccio, CEO de YPF, la empresa constructora Caputo S.A, propiedad de Nicolás Caputo, hombre de confianza de Macri; José María Torello, jefe de asesores del actual Presidente;  Chery-Socma Argentina S.A –una asociación entre dos empresas del grupo Macri; Gustavo Lopetegui, actual secretario de Coordinación de Políticas Públicas; y Fondo Pegasus cuyo número uno era el hoy secretario de Coordinación Interministerial, Mario Eduardo Quintana, entre muchos otros operadores financieros y empresas. 

El diario Ámbito Financiero publicó, el 28 de abril de 2016, el listado completo de todos los compradores de dólar futuro, que se puede consultar accediendo a la siguiente dirección web: http://www.ambito.com/837268-exclusivo-listado-completo-de-las-operaciones-con-dolar-futuro 
Como se ha venido insistiendo reiteradamente desde esta columna, la especulación financiera, aunque esté basada en operaciones autorizadas por la ley, produce enormes perjuicios en la economía real, mientras favorece a quiénes tienen la información respecto de cómo y cuándo operar en el mercado financiero. 
 

Otras Noticias