miércoles 11 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cara y Cruz

La parte asegurada

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
31 de diciembre de 2021 - 01:05

Después de años de reniegos, numerosas gestiones políticas y no menos publicaciones en este medio, la empresa Aerolíneas Argentinas parece haber cumplido con la promesa hecha a principios de este mes por el presidente de la firma, Pablo Ceriani.

Al menos según indica la plataforma web de venta de pasajes, Catamarca dispondrá de seis vuelos semanales a partir del próximo mes de domingo a viernes y con tarifas bastante más razonables que las que cobraba dos meses atrás. Por ejemplo, un pasaje ida y vuelta a Buenos Aires sale hoy, en promedio, unos 23.000 pesos, es decir, menos de la mitad de lo que costaban.

Además, también se observa que los vuelos serán directos a Aeroparque, sin escala en La Rioja, lo cual implica por otra parte que habrá más disponibilidad de asientos. Eso fue lo que anunció Ceriani el 30 de noviembre a través de su cuenta de Twitter. "Actualmente operamos con vuelos que triangulan ambos destinos con Buenos Aires. Un cambio que mejorará la conectividad de toda la región", había expresado.

Se trata, en rigor, de una mejora ostensible respecto a los seis vuelos compartidos con la vecina provincia que había desde octubre, lo que en la práctica dejaba a mucha gente sin posibilidades de viajar si no compraba con un mes de anticipación. Ahora, Catamarca recuperará prácticamente la oferta existente en la prepandemia, cuando había 13 vuelos semanales, pero compartidos con La Rioja.

Para llegar a esta situación, no obstante, autoridades provinciales y legisladores nacionales debieron hacer lo que se espera de ellos: gestiones insistentes con los directivos de Aerolíneas Argentinas para que tengan en cuenta a Catamarca en sus planes de servicio. Porque está visto que el marketing directo o la demanda insatisfecha de los clientes con esta empresa no es tan efectiva como la diligencia política.

En efecto, a mediados de julio pasado, las diputadas nacionales Lucía Corpacci y Silvana Ginocchio se reunieron con las máximas autoridades de AA y consiguieron que se incrementen de dos a cuatro los vuelos semanales a partir de agosto y que salgan de Aeroparque, no de Ezeiza, como era hasta entonces.

Tres meses después, el ministro de Infraestructura y Obras Civiles, Eduardo Niéderle, arregló con su par de Transporte de la Nación y los directivos de Aerolíneas sumar dos vuelos más en la semana, es decir, seis en total, más un compromiso de la empresa de activar un vuelo directo a Buenos Aires a partir de marzo o abril de 2022.

Pero con la vuelta del turismo y la reanudación de las actividades económicas en general, el servicio para la provincia otra vez quedó corto. Y los empresarios del sector de viajes y turismo hicieron oír sus reclamos. Por caso, el presidente de la Cámara de Agencias de Viajes y Turismo de Catamarca, Marcelo Coll, había insistido en declaraciones a la prensa sobre el carácter “crónico” que revestía el problema de los vuelos para Catamarca.

"Antes de la pandemia teníamos 13 vuelos semanales y hoy tenemos seis. Entonces, lógicamente, estamos por debajo del 50% de la oferta, lo que genera que no podamos satisfacer la demanda de ninguna forma. Esto es el primer problema. El segundo problema es el precio, que al tener tanta demanda y poca oferta, se ha duplicado y triplicado”, se había quejado Coll hace poco más de un mes.

Pero ya está. Todo indica que si AA mantiene esta política de vuelos y tarifas como figura en su página de ventas, el problema estaría resuelto en términos generales para Catamarca.

Queda pendiente, por otra parte, la suerte que corra el proyecto presentado por los diputados nacionales del oficialismo en la Cámara de Diputados, Silvana Ginocchio, Lucía Corpacci (hoy senadora nacional) y Dante López Rodríguez, con el fin de que AA fije una “Tarifa Única Regional” para los vuelos a la región NOA -que cubren distancias similares-, como estrategia federal para el incentivo turístico regional pospandemia.

Los vuelos, entonces, están. Solo resta que la tercera ola de Covid-19 afloje hacia la segunda quincena de enero, de manera que Catamarca pueda reprogramar su agenda de festivales y la actividad turística que había previsto en lo que parecía ser una gran temporada tras dos años de pandemia.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
edgar bacchiani, desde su casa, intenta acceder  a sus cuentas

Te Puede Interesar