neurodata

Tumores cerebrales: la medicina abre nuevas esperanzas

Los avances en la neurocirugía posibilitan la reducción y eventual cura de algunos tipos de tumores. Características y posibles tratamientos.
domingo, 9 de junio de 2019 · 11:52

Un tumor cerebral es una neoformación de células nuevas, una lesión que ocupa un espacio en el cerebro. Puede surgir en este órgano o puede ser una metástasis que venga de otra parte del cuerpo.

Ahora bien, memorizá este dato: la manifestación de un tumor cerebral no es sinónimo de cáncer. Un ejemplo de ello son los meningiomas, un tipo de tumor frecuente en la edad adulta. Son benignos, es decir crecen localmente alrededor del cerebro pero no lo invaden, y son curables tras una intervención quirúrgica, rayos y quimioterapia.  Por ello, hoy en día los especialistas evitamos designar como “cáncer” este tipo de afecciones pues nos valemos de avances tecnológicos y farmacéuticos que permiten muy buenas perspectivas de vida. Sólo utilizamos la palabra “cáncer” cuando se detecta un tumor maligno cuyo nivel de avance se vuelve prácticamente irreversible.  Pero incluso algunos tumores malignos (que se diferencian de los benignos por infiltrarse en los tejidos en vez de crecer aparte de ellos) pueden controlarse hoy en día con medicación, es el caso de los gliomas de bajo grado. Hay un tipo de tumor de hipófisis que se puede tratar con una simple pastilla y no necesariamente se opera.

 

Síntomas variables

No hay un conjunto uniforme de síntomas característicos. La razón es que (al igual que las secuelas) éstos varían de acuerdo al área del cerebro afectada por el tumor. Por ejemplo, si se desarrollan en la zona motora se notarán déficits en el control del movimiento. Los  tumores ubicados en la hipófisis generan trastornos visuales; y existen algunas enfermedades  que se vinculan a la formación de tumores cerebrales, por ejemplo la neurofibromatosis, una afección que forma nódulos en la piel.

A pesar de esta desconcertante variabilidad de síntomas, los dolores de cabeza y las convulsiones pueden ser indicios a tener en cuenta para efectuar un control temprano.  

¿Existe una conducta o hábito que nos predisponga a formar tumores cerebrales? No. Los tumores son netamente genéticos. Ciertos tipos de ADN pueden encerrar más probabilidades de desarrollarlos. Y si el origen es genético, no tenemos forma de prevenirlos. Por eso detectarlo a tiempo es fundamental para frenar su avance.

 

Tratamiento

Salvo algunas excepciones, el tratamiento de los tumores es quirúrgico. Esta técnica nos permite extraerlos y diagnosticar con certeza su tipología. Luego, finalizado el tratamiento posquirúrgico, es indispensable efectuar controles periódicos pues es probable que el tumor resurja nuevamente.

En nuestra provincia, la tecnología (tomógrafos, resonadores, entre otros) y los equipos humanos (especialistas en neurocirugía, equipos de médicos y oncólogos que efectúan los seguimientos postquirúrgicos)  están muy bien preparados para la atención de estos casos desde el diagnóstico inicial,  pasando por el tratamiento y seguimiento postoperatorio hasta, eventualmente, la curación.   

  

(*) EL DOCTOR FRANCO CÁRDENES ES MÉDICO NEUROCIRUJANO (MP 2469 ME 1235) DEL HOSPITAL DE NIÑOS Y ATIENDE EN CONSULTORIO (PARA TODAS LAS EDADES) EN EL SANATORIO JUNÍN. POR CONSULTAS O RESERVA DE TURNOS, COMUNICARSE POR WHATSAPP AL 3834904888  / TEL: 3834457444 O DIRIGIRSE AL SANATORIO JUNÍN (JUNÍN 369) PLANTA BAJA.

Otras Noticias