miércoles 28 de febrero de 2024
"Violencia política y económica"

La joven que denunció a un secretario del SOEM dijo que "recibió el apoyo de las mujeres"

"No es divertido primero que te trunquen una carrera sindical a la cual uno dedica tiempo", señaló la denunciante.

La joven que denunció a un secretario del SOEM por violencia de género y a tres jerarcas de la instrucción gremial por pedirle la renuncia, indicó que se siente acompañada en este proceso, que inició “por ella y por todas las mujeres que vendrán dentro de la vida sindical” de la provincia.

En una nota con Radio Ancasti, “IC” dijo que se siente acompañada porque luego de conocerse las denuncias por violencia de género y por violencia política recibió el acompañamiento de compañeras de trabajo, así como de organizaciones feministas.

Dijo que en los últimos días sufrió “una violencia terrible, sin embargo, yo seguí yendo a trabajar” pese a verse en “un ambiente hostil y dolorosísimo para mí”. Sabe del arraigo y el predominio del hombre en este tipo de instituciones, donde “las mujeres no solemos estar bien paradas porque de hace años son manejadas por varones” y señaló haber sido “pionera en incorporar a la mujer dentro del sindicalismo”, conformando la primera comisión de la mujer dentro del gremio que ahora es secretaría “y también es la primera vez que una mujer ostenta el cargo que yo tendría que cubrir hasta el 2026 por asamblea”, comentó.

Lamentó que esta denuncia por violencia de género “desencadene en violencia política” y aclaró que no fue al sindicato, sino a personas especificas por el ataque sufrido y el posterior pedido de apartamiento. “Es sobre estas tres personas específicas (que Luis Álamo, Walter Arévalo y Eugenia Varela) que cometieron violencia política, violencia económica en contra de mi persona”.

“No es divertido primero que te trunquen una carrera sindical a la cual uno dedica tiempo”, agregó. “Yo soy madre, estoy sola a cargo de mi hijo y he dedicado mucho tiempo como profesional he sido ninguneada, pisoteada y han tratado de ensuciar el trabajo de años”.

Por eso, agradeció a quienes la apoyaron. “Los mensajes fueron infinitos, de agrupaciones de mujeres que salieron a decirme acá estamos. Realmente fueron un mimo al corazón porque ahí entendí que la lucha ya dejó de ser ‘a ella le pasó esto, lo enfrentó sola’, no. Lo que estoy haciendo es por todas las mujeres que estuvieron y fueron violentadas, y por las que vendrán también porqué vamos a seguir allanando el camino para otras mujeres”, aseguró.

La denuncia

Tras la denuncia a su agresor, que la atacó verbalmente “porque lo agarraron entre cinco” compañeros, y no pasó a más, “IC” dijo: “Después de esa denuncia el secretario general y la secretaria adjunta, conjuntamente con el exsecretario general, que se acopló a esta situación, me dicen que me tenía que apartar del cargo, que no podía seguir yendo a la institución, que, si iba, que vaya a tomar mate, pero no podía atender a la gente porque había cometido un hecho gravísimo que es denunciar a un compañero, que lo estaba perjudicando porque tenía denuncias previas y eso no se hacía, que directamente me despojaban de las funciones”, contó.

“Ante esto les dije no, ‘no me voy a apartar, hagan las cosas como corresponden, preséntenme por escrito, llamemos a asamblea’, ante lo cual no hicieron”, recordó.

Señaló que, en un escrito presentado por el denunciado, “se justificó por lo que había hecho, lejos de pedir disculpas como mínimo”.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Religioso. Rogelio Suárez.

Te Puede Interesar