domingo 9 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Se agarraron a golpes con unos vecinos

Guardaron silencio hermanos imputados

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
7 de enero de 2022 - 01:00

Dos hermanos de 28 y 36 años, se encuentran detenidos, tras protagonizar una gresca, el domingo pasado, en Siján, Pomán. Fuentes consultadas por El Ancasti informaron que los hermanos habrían tenido una disputa con unos vecinos. Tras el cruce de palabras, se agredieron con golpes de puño. Luego, los hermanos sospechosos ingresaron a la casa de sus vecinos y habrían causado daños.

Por este hecho, el fiscal de la Segunda Circunscripción Judicial Martín Camps imputó a los hermanos Brandon José del Valle Centeno (28) y a Sergio Darío Centeno (36) por los delitos de “amenazas”, “lesiones leves” y “violación de domicilio”. A la vez, el hermano mayor también fue imputado por otro hecho de “lesiones leves”.

Además, se indicó que ambos acusados registrarían antecedentes policiales, por hechos similares. No obstante, no se los habría imputado en ocasiones anteriores. Ayer, en Andalgalá, fueron indagados, pero los hermanos Centenos se abstuvieron y prefirieron el silencio. Para hoy se prevé la audiencia de control de detención.

“Buenos vecinos”

De acuerdo con la crónica policial y los registros judiciales, existen antecedentes de peleas de vecinos que no se resolvieron en tiempo y forma y que terminaron con personas fallecidas o heridas y más de un imputado.

Uno de los antecedentes más trágicos es el caso de Javier “Javito Álvarez, en enero de 2013. Javito y su papá Miguel Ángel se trenzaron en una pelea con Juan Carlos Juárez (padre) y Juan Carlos Juárez (hijo). No faltaron insultos ni golpes de puño; se golpearon con fierros y palos. Una pala terminó con la vida de ‘Javito’. Juárez (hijo) fue condenado a la pena de tres años de prisión por “homicidio en estado de emoción violenta”. Juárez (padre) fue hallado culpable en el delito de lesiones graves, con una condena de dos años de prisión de ejecución condicional.

En octubre de 2014, se registró otro caso similar. En esta ocasión de milagro no hubo que lamentar una muerte aunque sí resultaron heridas tres personas. La familia Amaya tuvo un enfrentamiento con los Quiroga. El malestar surgió por los ruidos molestos y desde 2009 los Amaya venían reclamando en Mediación Vecinal. El 12 de octubre de 2014, los Quiroga se enfrentaron a golpes con los Amaya y el saldo fue de tres personas heridas y un auto apedreado.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Desastre. Zárate cayó al suelo con parte de la estructura de metal. 

Te Puede Interesar