miércoles 10 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
A tres años de prisión en suspenso

Condenan al policía que arrestó y lesionó al novio de su expareja

Se trata de Abel Rivas. El hecho sucedió en 2019. Su colega Vega fue absuelto. El policía nunca dejó de trabajar.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
28 de junio de 2022 - 01:30

El policía Jesús Abel Rivas fue condenado a la pena de 3 años de prisión en suspenso por el delito de "privación abusiva de la libertad personal” y “severidades cometidas sobre un detenido”, quien era el novio de su expareja y al que golpeó en la comisaría. En tanto el colega de Rivas, Mariano Nahuel Vega, quien llegó imputado por “privación abusiva de la libertad" fue absuelto por el beneficio de la duda.

La sentencia fue dictada ayer por el juez correccional Nº 3, Javier Herrera. En ésta el juez encontró culpable a Rivas de los delitos por los que llegó a debate y lo condenó a la pena de tres años de prisión en suspenso. Además ordenó la inhabilitación especial para desempeñar la función pública por el término de 6 años. En paralelo se ordenó a Rivas abstenerse de mantener cualquier tipo de contacto con la víctima y con cualquier miembro de su grupo familiar.

En otro punto de la sentencia ordenó que el condenado se someta a un tratamiento psicológico tendiente a evitar la reiteración de conductas violentas como las que fuera materia de juzgamiento.

Finalmente quedó estipulado también en la sentencia que el acusado deberá abonar a favor del actor civil, la víctima Oscar Walter Barrionuevo, en el término de 30 días en que quede firme la sentencia, la suma 307.800 pesos en concepto de daño moral y material.

En tanto se absolvió por el beneficio de la duda al otro policía, Mariano Nahuel Vega.

En los alegatos, realizados la semana pasada, el fiscal correccional Víctor Figueroa mantuvo la acusación y pidió una pena de tres años de prisión en suspenso para Rivas, y una pena de un año para Vega e inhabilitación por el doble de tiempo para ambos. A su turno, la querella adhirió al planteo del representante del Ministerio Público Fiscal mientras que la defensa solicitó la absolución.

El hecho

En base a la instrucción de la causa, el hecho por el que fue condenado el policía sucedió en la madrugada del 26 de noviembre de 2019.

Oscar Walter Barrionuevo, la víctima, se encontraba a bordo de su motocicleta Honda Enduro junto a su novia, expareja de Rivas; el motor del rodado estaba apagado. En ese momento, Rivas y Vega privaron de la libertad a Barrionuevo y lo llevaron arrestado a la Comisaría Décima Primera.

En uno de los calabozos, Rivas habría aplicado sobre Barrionuevo un trato riguroso y mortificante. En la investigación, se señaló que en dichas circunstancias, Rivas le habría exigido al privado de la libertad Barrionuevo que se sacara el calzado que llevaba puesto para pisarle los pies. Después, le habría ordenado que se diera vuelta y se arrodillara para aplicarle golpes en la espalda, en las costillas. Por la golpiza, Barrionuevo habría caído al piso y Rivas lo habría pateado en el rostro. Este trato riguroso habría ocasionado varias lesiones a Barrionuevo. Tales le habrían demandado 40 días de curaciones.

Rivas estuvo en funciones

en la Unidad Regional Nº1

En agosto de 2021, El Ancasti publicó un informe en donde se daba cuenta de los levantamientos de la "disponibilidad" a varios policías que fueron imputados -algunos ya enviados a juicio- en distintos hechos penales, varios de ellos por casos de violencia de género. Entre esos policías estaba Abel Rivas. La información causó estupor por lo que el Ministerio de Seguridad, a cargo en ese momento de Gustavo Aguirre, elevó la orden para que se dejen sin efecto todas las reincorporaciones realizadas a través del "Orden del Día 2021" del 31 de julio. La medida fue informada por el ministro de Seguridad Gustavo Aguirre, quien además dijo que ninguna área de Seguridad podrá estar a cargo de una persona que tenga una causa judicial.

La medida no se habría cumplido, por lo menos con Rivas, pues, según la información que trascendió en el debate, hasta el inicio del juicio el policía estuvo prestando funciones en la Unidad Regional Nº 1 como personal de calle y bajo las órdenes del comisario José Ariel Villalba.

Ordenan la investigación de dos policías

En la misma sentencia, el juez correccional Javier Herrera pidió que se investigue a dos policías. Ordenó que se remitan copias certificadas de la presente sentencia al Ministerio Público Fiscal para el inicio de una investigación sobre los policías Juan Carlos Páez y Johana López por los presuntos delitos perseguibles de oficio en el cumplimiento de sus funciones. Se desconocen cuáles son las sospechas que caerían sobre los numerarios mencionados.

Antecedente

El oficial Jesús Abel Rivas estuvo involucrado en otro hecho, además por el que fue condenado ayer. En 2016, Rivas agredió y arrestó a un reportero gráfico que realizaba la cobertura de un accidente.

En ese hecho y por razones que solamente el oficial Rivas conoce, se molestó al notar el trabajo del fotógrafo y decidió abordarlo con violencia con el afán de quitarle la cámara de fotos. Esta acción contó con el apoyo de sus colegas que se apoderaron de la tarjeta de memoria que el reportero gráfico había sacado de la cámara. Previo tirarlo al piso y pegarle en las costillas, lo subieron, tomándolo del cuello, al patrullero y lo trasladaron a Santa Rosa, arrestado por cinco horas.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar