Subas de las tasas de interés

Se congelan inversiones y fábricas se reconvierten en importadoras

Se prevé un efecto negativo en la producción industrial
viernes, 4 de mayo de 2018 · 09:17

La corrida del mercado financiero que marcó un nuevo techo del dólar puso fin a proyectos de inversiones industriales que estaban diseñados para lo que resta del año a partir de la fuerte suba de la tasa de interés. En algunos casos, se acordó el congelamiento de renovación de maquinaria o reestructuración de línea de producción a la espera de que la plaza cambiaria le asigne un nuevo valor de referencia al peso en relación a la moneda estadounidense.

Los cambios en la estructura de inversiones de las fábricas locales se analizaron en las últimas horas y entre los hombres y mujeres de negocios predominó la incertidumbre. "Es mejor esperar para saber cuáles son las nuevas condiciones del mercado. Cuando haya menguado la tormenta, el propio Banco Central dará aviso con una baja de la tasa de interés", afirmó al portal BAE Negocios el dueño de una de las fábricas pymes más importantes del país.

En estos días se multiplicaron los empresarios que admitieron su doble rol en el mercado argentino: por un lado producen parte de sus ventas, mientras que por el otro comenzaron a importar productos terminados para evitar pérdidas en la rentabilidad de los negocios. El nuevo esquema comercial fue decidido luego de los vaivenes de principio de año, y la corrida de la última semana les dio la razón.

De hecho, varios dueños de fábricas anunciaron que iniciarán un proceso de achicamiento de sus planteles. La baja en el consumo puso en rojo sus cuentas, pero un mayor enfriamiento del mercado interno a partir de la suba de la tasa de interés echó por tierra los proyectos que se habían reactivado a partir de la tímida recuperación del consumo que se observó en el primer trimestre del año.

"La suba de la tasa de interés funciona como una aspiradora de dinero, entra a los bancos y sale del mercado de bienes y servicios, lo que provoca es un freno en el consumo y en las decisiones de inversión de aquellos que estaban dispuestos a endeudarse a la tasa de interés anterior", analizó el economista de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) y asesor de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Federico Vaccarezza.

El analista sostuvo que "las inversiones se van a reactivar a medida que baje la tasa de interés para que las personas estén dispuestas a endeudarse, y las empresas van a preferir inversiones en capitales fijos porque el negocio financiero ya no va a ser rentable".

Otras Noticias