viernes 19 de abril de 2024
Acusado a prueba

Probation concedida con reparación económica solidaria

El dinero de la reparación económica será destinado a la Asociación Soles Catamarca y a una Iglesia Evangelista.

Un joven de 20 años, acusado por dos hechos de “robo simple” ofreció una reparación económica a sus damnificadas, a efectos de poder obtener el beneficio de la suspensión de juicio a prueba, más conocida como probation. La audiencia se realizó esta mañana, en la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Segunda Nominación y fue presidida por el juez Luis Guillamondegui.

El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal Augusto Barros. La defensa fue ejercida por el abogado del foro local Víctor García.

Los hechos sucedieron en junio del año pasado. Dos damnificadas se presentaron en audiencia –una tercera damnificada no compareció-. El joven acusado ofreció a sus víctimas la suma de $30.000 como reparación económica. Las damnificadas presentes aceptaron la oferta. Además, expresaron su deseo de que se encamine en la vida y que aproveche esta oportunidad. Ambas mujeres decidieron destinar el dinero de este resarcimiento económico a dos instituciones. De este modo, parte del dinero será destinado a la Asociación Soles Catamarca y otra parte a una Iglesia Evangelista. La tercera damnificada recibirá su recompensación por el daño causado.

Finalmente, el magistrado concedió la probation por el lapso de un año y medio. A la vez, fijó pautas de conducta. El joven también deberá realizar tareas comunitarias.

Otra audiencia

Luego, se llevó a cabo otra audiencia de probation. El Tribunal estuvo integrado por los jueces Luis Guillamondegui, Silvio Martoccia y Miguel Lozano Gilyam. En la ocasión, una mujer, imputada por “robo agravado por haberse cometido en poblado y en banda” y “daños”, un hecho de 2019. Asistida por el abogado Víctor García, la mujer ofreció, en principio, un resarcimiento económico por $3.000. No obstante, luego incrementó a $10.000.

A su turno, el fiscal de Cámara Augusto Barros prestó conformidad. Remarcó que la joven no cuenta con antecedentes computables.

El Tribunal concedió el beneficio a la acusada. La mujer se encontrará a prueba durante el término de un año. Deberá cumplir pautas de conducta y realizar trabajo comunitario.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
El fiscal Sebastián Pelisari ordenó la medida. 

Te Puede Interesar