viernes 24 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En el Juzgado Federal

Presentación espontánea de un empleado de Adhemar Capital

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
27 de mayo de 2022 - 00:05

Sergio Alessandro, quien trabajó hasta febrero en la financiera Adhemar Capital, propiedad de Edgar Bacchiani, se presentó espontáneamente ante la justicia federal para brindar detalles de cuál era su labor dentro de la empresa investigada por estafas. La presentación fue motivada por la solicitud del abogado de la querella, Alfredo Aydar, quien pidió que se investigue a los empleados de la firma, entre ellos, a Alessandro.

El abogado de Alessandro, Roberto Mazzucco, criticó al representante de la querella y explicó que su representado solo cumplía "tareas de caja en la empresa. A él le entregaban el dinero para los pagos diarios y recibía las inversiones, luego, al final de la jornada, hacía el cierre de caja y presentaba los ingresos y egresos diarios".

Según el abogado, Alessandro en "ningún momento formó parte de negociaciones con inversores, reprogramaciones de pagos, ni nada eso. Solo hacía caja".

Finalmente y en cuanto a su alejamiento de la empresa, dijo que "renunció en febrero luego de sufrir un problema de salud motivado por las constantes protestas de inversores porque la empresa había dejado de pagar".

De Mazzucco

El abogado Roberto Mazzucco realizó un duro comentario en contra de los abogados que forman parte de la causa Adhemar Capital. El escrito fue publicado en su cuenta de Facebook.

"Los próximos estafadores después de las financieras son los abogados locales y foráneos que prometen resultados falsos a la gente y le crean falsas expectativas de cobro. No se dejen engañar por estos inescrupulosos, que a toda costa y con mentiras aseguran recuperar el dinero. La mayoría sin conocimiento o experiencia alguna en la materia y con una caradurez increíble para cobrarles a sus víctimas, vendiendo influencias o promesas falsas. Vergonzosos y hasta patéticos son los conocidos por dejar su tarjeta personal en el parabrisas del auto de la persona accidentada y moribunda".

Seguí leyendo

Te Puede Interesar