viernes 2 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

Vectores de desarrollo

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Los planes estratégicos de gestión no tienen una larga tradición en la Argentina. Los que mejor funcionaron han sido sobre todo a nivel de gobiernos locales. Uno de los déficits de los planes estratégicos es que, aun cuando fuesen concebidos de manera participativa, su continuidad como política de estado es poco probable. Cuando asume un nuevo gobierno desiste del anterior y prepara uno nuevo, o no prepara ninguna alternativa. Así, se gesta un círculo vicioso que acaba con lo central de este tipo de procesos: su carácter, precisamente, de estratégico, que implica una permanencia a largo plazo, aunque con sus necesarios ajustes.

El Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030, denominado Argentina Innovadora 2030, presupone una planificación abarcativa, tanto territorial como en los temas que aborda. Es la continuidad del Plan Argentina 2020 creado en 2012 y que fue desjerarquizado durante el periodo 2015-2019 con una sustancial baja del presupuesto para ciencia y técnica.

El Argentina Innovadora 2030 acaba de conseguir dictamen favorable, por unanimidad, en la Comisión de Ciencia y Tecnología de la Cámara de Senadores de la Nación. Todo indica que será aprobado por el plenario de la cámara y, probablemente, también por la cámara de Diputados, convirtiéndose en ley de la nación. El plan fue debatido en las 24 jurisdicciones provinciales en instancias en las que participaron también las universidades y actores políticos, económicos, sociales y sindicales.

Interesa el apartado por provincia del plan. En el caso de Catamarca se señalan cinco Vectores de Desarrollo Social, Productivo y Ambiental: los agroalimentos, la transición energética, el turismo científico tecnológico, la minería y el medioambiente y desarrollo sostenible.

Uno de los déficits de los planes estratégicos es que su continuidad como política de estado es poco probable en la Argentina Uno de los déficits de los planes estratégicos es que su continuidad como política de estado es poco probable en la Argentina

En el rubro Agroalimentos, se menciona a los complejos nogalero, olivícola, vitivinícola y ganadero. La transición energética incluye a la energía solar, la biomasa y el biogás, la energía eólica y la energía de litio e hidrógeno. El turismo científico tecnológico abarca al turismo arqueológico y antropológico, al turismo minero y geológico, al turismo astronómico y al turismo inteligente. La minería se refiere a los recursos metalíferos y no metalíferos en el marco de una minería sostenible. Y, finalmente, el último vector de desarrollo, el de medioambiente y desarrollo sostenible, incluye a los recursos hídricos, y los naturales; la gestión, aprovechamiento y valorización de los residuos y las estrategias ante el cambio climático.

Como puede observarse, los temas considerados clave para el desarrollo provincial están claramente identificados. El primer paso está hecho y recoge conclusiones de estudios anteriores, aunque con un mayor grado de sistematización. Hay que decir, obviamente, que el listado es insuficiente si no se despliegan de aquí hasta dentro de ocho años, que es el plazo fijado para alcanzar las metas, las políticas tendientes a que estos vectores se conviertan efectivamente en desarrollo para la provincia. La instrumentación de estas políticas de carácter estratégico y que se mantengan aun cuando la identidad política de los gobiernos cambie, son condiciones esenciales sin las cuales los diagnósticos elaborados se reducirán a meras palabras sin correspondencia con la realidad.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
En litigio. la corte de justicia declaró la guerra presupuestaria contra el gobierno.

Te Puede Interesar