martes 7 de mayo de 2024

¿Por qué aumenta la luz?

Los usuarios del servicio eléctrico de la provincia recibirán las facturas de sus consumos con importantes subas, fundamentalmente por el fuerte impacto de los nuevos precios de la energía.

Los usuarios deben saber que mantener un sistema eléctrico que lleve electricidad a hogares, comercios, escuelas, clubes, oficinas y fábricas, implica sostener permanentes inversiones en los tres eslabones de la cadena energética: la generación, el transporte y la distribución.

Hasta la llegada del presidente Javier Milei, era el Estado nacional quien subsidiaba gran parte de esas inversiones para el mantenimiento del sistema, con el objetivo de abaratar el precio final de la energía.

Pero ahora ya no; en pos de alcanzar el déficit cero, Milei resolvió que el Estado nacional no ejerza más el rol de administrador del mercado eléctrico mayorista (apartando a CAMMESA); dejando liberado el mercado eléctrico argentino.

Previamente a liberar el mercado eléctrico, que significa no subsidiar la generación ni el transporte de energía, los dos primeros eslabones de la cadena, el gobierno libertario había fijado un tipo de cambio con un peso depreciado.

Estas políticas determinan que el consumidor final de servicio eléctrico pague mucho más caro por sus consumos, porque ahora deben afrontar de sus propios bolsillos los recursos que paulatinamente deja de aportar el Estado nacional.

Liberar el mercado eléctrico argentino, dejando de subsidiar la generación y el transporte, impacta muy fuerte en el precio final que paga el consumidor del servicio. Como también impacta en el precio de la energía, la devaluación del 118% en el tipo de cambio real decretada por el ministro Luis “Toto” Caputo el 13 de diciembre último. Como se sabe, muchos, casi todos en realidad, de los insumos y materiales necesarios para mantener el sistema eléctrico contienen componentes, materiales y tecnología importada y por lo tanto son materiales que cotizan en dólares; cuando el dólar oficial subió un 118%, los costos empresariales de sostenimiento del sistema aumentaron en la misma proporción.

Según las últimas informaciones, los subsidios en el último eslabón de la cadena energética, la distribución, se retirarán en el mes de junio próximo. Caerá para todos los usuarios del país el subsidio denominado Segmentación Tarifaria, lo que hará más cara aún la energía que consuman los usuarios de todo el país; por más que se implemente la Canasta Básica Energética, que es un subsidio diseñado para beneficiar solo los bajos consumos energéticos.

A modo de conclusión, hay que decir que la política del déficit cero, que se alcanza recortando subsidios en los tres eslabones de la cadena energética, encarece y pone en jaque un derecho básico universal como es el acceso a la energía.

Cuando se libera el mercado eléctrico a las fuerzas del mercado, el Estado se desentiende de garantizar que la energía llegue a todos, en todos los rincones del país. Llegará solo a quienes la puedan pagar.

Lic. Aldo Palavecino

DNI 17.313.717

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
ministerio zombi

Te Puede Interesar