domingo 22 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Opinión

¿Limitar el Poder de Policía?

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Señor Director:

Con el famoso y mal interpretado refrán "Derechos Humanos", la Seguridad y quienes deben aplicarla, en este caso la Policía de la Provincia, está cada día por responsabilidad de estos personeros de los D.H. destruyendo, desapareciendo y, en el último de los casos, parece que se pretende tener una policía pintada, que no haga nada y valen como argumento las consideraciones que voy a traer a colación.

La Seguridad es una Ciencia (sujeto, objeto y análisis) perteneciente a una rama científica con análisis y estudios propios, siendo parte de las Ciencias Sociales. En la realidad que nos toca vivir nos encontramos con opinólogos, improvisados conocedores de la seguridad, que sin analizar seriamente los pros y los contras, pretenden imponer y coartar con medidas desacertadas la verdadera prevención que resguarda a las personas, a las cosas y al medioambiente, etc. El proyecto presentado por la diputada Cecilia Guerrero tiene como objetivo derogar un inciso de la Ley Orgánica de la Policía de la Provincia (Decreto Ley Nº 4663), que habilita a la fuerza a arrestar a toda persona con el objeto de conocer sus antecedentes y medios de vida en circunstancias que lo justifiquen o cuando se nieguen a identificarse. Al respecto, Sra. diputada, con respeto le hago la siguiente pregunta-ejemplo, para que el ciudadano común entienda lo que se está planteando. "Encontrándose Ud. en su residencia durmiendo tranquilamente y a deshoras en la noche suena el sensor de la alarma, ladran los perros, sintió ruidos, etc. y se despertaron como consecuencia de ellos y observa por la ventana una, dos o más personas merodeando el lugar, no los ubica, no son sus vecinos, son extrañas y como es de noche no puede apreciar bien e inmediatamente pensando qué harán, sintió miedo. ¿Qué hace? No creo que salga con una escoba o cucharón a enfrentarlas para averiguar qué hacen; obviamente se acordó de "Su Policía" y decide llamar al 911. Pero es grande su decepción porque le responden, de acuerdo con su mentado proyecto, que no pueden hacer nada porque tienen prohibido averiguar antecedentes e identificarlas. Es decir, con el espíritu de los famosos D.H., la Policía tiene que esperar que roben, que violen, que se produzca un femicidio, etc. y recién actuar en flagrante delito. Mientras tanto las víctimas lloran su desgracia.

Los argumentos esgrimidos en su proyecto muy traídos de los pelos, porque remontarse a un pasado y con un rencor manifiesto victimiza a sus compañeros que no lo necesitan, queriendo decir que este artículo es para perseguir al peronismo y ponerlo a disposición de la fusiladora como lo expresa en su nota. Nada más alejado de la realidad y descabellado. Desde hace varios años a la fecha todo lo que viste uniforme es mal visto y por todos los medios tratan de limitar al máximo la tarea preventiva de la Policía, tanto es así que entre gallos y medianoche aprobaron la Ley de Seguridad Democrática impulsada por la Nación, donde se destruyeron la esencia, el espíritu, los principios, desnaturalizándose su existencia; y una de las peores consecuencias, que la convirtieron en una salida laboral como cualquiera.

En lugar de buscar profesionalizar a sus hombres elaborando planes y proyectos que obliguen a una exigencia física y psicológica, debiendo los ingresantes sortear exámenes donde el que los supera será no solo por su capacidad sino que llegó porque despertó su vocación y reestructurar la Institución con grupos especiales con permanente actualización, como lo exige la realidad que nos toca vivir (el tema da para más).

Volviendo al proyecto, una vez más, los delincuentes tienen más garantías para llevar a cabo su accionar delictivo, estarán felices festejando porque ahora, de aprobarse el proyecto, podrán hacer vigilancia, seguimientos, estudiar el lugar, etc., total la Policía no puede decirles nada mientras no cometan el hecho. ¡POR DIOS! Creo descabellado el proyecto y me hago cargo de lo que digo. Lo que debería hacerse es instruir y capacitar aún más al personal policial para la aplicación adecuada de la norma ajustada a derecho y en caso de incumplirla existen los medios legales para sancionarlos.

Lamentablemente tengo que recurrir a mi creencia religiosa y pedir a Dios y a la Virgen que iluminen la mente de estos hacedores de la Seguridad para que no hagan más daño, no improvisen y eviten futuras víctimas por legislar fuera de un verdadero contexto de conocimiento de la Seguridad como ciencia.

Mario Raúl Casas

DNI 11.079.752

Lic. en Seguridad

Seguí leyendo

Te Puede Interesar