jueves 18 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cara y Cruz

La UNCA colaboracionista

Para algunos sectores de la oposición, el concurso para cubrir el Juzgado Electoral y de Minas se declaró desierto deliberadamente.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
11 de julio de 2022 - 00:10

El anuncio de que el Gobierno propondrá a Agustina Crook como jueza Electoral y de Minas desencadenó críticas de la oposición por supuestas maniobras oficialistas tendientes a colonizar el Poder Judicial. La postulada es vicepresidenta del Colegio de Abogados, directora Parlamentaria de la Cámara de Senadores y sobrina del exdiputado Rolando Federico Crook y fue seleccionada luego de que el concurso para cubrir el puesto que dejó Guillermo Cerda después de las elecciones del año pasado quedó desierto porque ninguno de los participantes alcanzó los puntajes mínimos requeridos.

Juntos por el Cambio considera que la eliminación del Consejo de la Magistratura y su reemplazo por una Comisión Evaluadora a mediados de 2020 fue clave para el perfeccionamiento de este avasallamiento institucional que denuncia.

En el caso de Crook, señala que el concurso fue declarado desierto deliberadamente, con el propósito de dejar al gobernador Raúl Jalil liberado para cubrir el casillero con quien se le ocurra. Esta hipótesis no encuentra sustento en quejas de ninguno de los abogados que se presentaron a concursar y omite las dificultades que supondría la maniobra, debido a la cantidad de cómplices que precisaría para materializarse.

Sin embargo, el presidente del PRO, Carlos Molina, posteó ayer que el Gobierno recurrió a “la vieja trampa de declarar desiertos los concursos y poner jueces a dedo”.

“La destrucción de la Justicia independiente es sistemática, en lugar de enviar al Senado pliegos de jueces probos, con elevado conocimiento jurídico, evaluado por tribunales intachables, ponen amigos del poder de turno para cuidar sus espaldas”, señaló.

Para algunos sectores de la oposición, el concurso para cubrir el Juzgado Electoral y de Minas se declaró desierto deliberadamente Para algunos sectores de la oposición, el concurso para cubrir el Juzgado Electoral y de Minas se declaró desierto deliberadamente

El tribunal que declaró desierto el concurso para el Juzgado Electoral y de Minas estuvo compuesto por tres juristas: Estela Sacristán (especialista en Derecho Administrativo, doctora en Derecho, docente de grado y posgrado en diferentes universidades en Derecho Constitucional, Derecho Administrativo y Procesal Constitucional; litigante; investigadora), Alejandra Lázzaro (doctora en Derecho; docente de grado y posgrado en Derecho Constitucional, Teoría del Estado, Derechos Humanos y Derecho Electoral; prosecretaria letrada en la Corte Suprema de Justicia de la Nación) y María Alejandra Pericola (licenciada en Ciencias Políticas y máster en Derecho Electoral, docente de Derecho Constitucional y Derecho Político, secretaria letrada en el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires).

Estas tres mujeres serían cómplices de la maniobra espuria desplegada para lograr un Juzgado Electoral adicto y es significativo que nadie desde la oposición les haya pedido las explicaciones pertinentes por tamaña tropelía. Pero hay que tener en cuenta, además, que fueron seleccionadas por la propia Comisión Evaluadora, que integra un miembro de la Universidad Nacional de Catamarca –es el decano de la Facultad de Derecho, Gonzalo Salerno-, otro de la Asociación de Magistrados, un tercero al Colegio de Abogados y un cuarto a los abogados del Estado.

En este sentido, llama la atención que los opositores no realicen observación alguna sobre la conducta del senador nacional Flavio Fama, quien como rector de la UNCA legitimó la creación de la Comisión Evaluadora, chocho de la vida por la incorporación de la academia en el proceso de selección de jueces y fiscales. Tanto, que se llegó con el decano de Derecho, Salerno a la Casa de Gobierno el 31 de julio de 2020 para no perderse la firma del decreto por parte de Jalil, todos embarbijados para prevenirse de la peste, como puede observarse en la foto que ilustra esta columna.

El colaboracionismo de la UNCA con el Gobierno en asunto tan medular no impidió que un año después Fama fuera elegido senador nacional por Juntos por el Cambio. Raro que nadie le recrimine su aporte a “la destrucción de la Justicia independiente”.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar