jueves 24 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Carta al director

¿La Policía de la Provincia, una organización criminal?

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Señor Director:

Una vez más la Institución Policial es mancillada, deshonrada y vapuleada por el verborrágico personaje abogado de nuestra provincia José Alberto Furque. Parece ser que su rencor no tiene límites, pues ya en otra oportunidad le respondí públicamente ante un hecho protagonizado por él en una fuga cinematográfica desde el puesto caminero El Pontezuelo y nunca se supo por qué y a qué se debió su accionar delictuoso, tergiversando la realidad de los hechos a su conveniencia. Quizás como no encuentra otra manera vuelve a buscar protagonismo a través de esa solicitada. En ésta no se refleja en sus falaces palabras que provengan de un profesional del derecho. Apela a un pasado de 50 años enumerando hechos que existieron, pero donde ha actuado la Justicia y los organismos competentes llegando a determinar las responsabilidades y las sanciones que corresponden, donde la Institución Policial penalmente no tiene injerencia.

Con términos hirientes y desafortunados pone a todos los integrantes de la Policía en la misma bolsa, dando a entender que estamos ante una Institución Policial Criminal con todo el aparato (humano y logístico), actuando con impunidad y clandestinamente amparados por el Gobierno de turno. ¿No le parece, Sr. Furque, que sus expresiones hablan de un desequilibrio emocional? Vivir en sociedad implica, más en un régimen republicano y federal como el nuestro, respetar las Instituciones, sus Gobernantes y obviamente quien no cumple con sus obligaciones está expuesto a ser juzgado conforme a las normas que rigen en nuestro modelo de gobierno elegido por el pueblo. Sus relatos parecen un guión de series policiales con sus fantasías y los que tenemos memoria, surge a las claras un resentimiento, bronca, odio hacia todo lo que es un uniforme, especialmente de mi querida Policía Provincial, donde fui formado con principios, valores y códigos que trato de aplicarlos y brindarlos como ejemplos a la sociedad, no como Ud. que va al revés "sembrando odio a su paso", ya que a ningún uniformado puedo llamarlo criminal. Mezcla hechos de infracciones de tránsito donde es el principal protagonista, cajas de recaudación, compra de vehículos, motos, equipamiento, etc., pues si tiene pruebas bien sabe dónde ir a denunciar. No hacerlo denostando sin piedad a los integrantes de la Policía Provincial comparándolos ni más ni menos con las famosas "pandillas de El Salvador", que no tienen límites, siendo verdaderos delincuentes. Lo llamo a la reflexión y debería retractarse de esas palabras e imputaciones injuriosas que endilgó al personal policial. Faltó el respeto al Sr. Jefe de Policía y a la Sra. Ministra de Seguridad porque, de acuerdo a sus dichos, comandan una Institución Policial al servicio del crimen organizado. El Gobierno está haciendo el esfuerzo necesario para profesionalizar los cuadros policiales y dotarlos de tecnología de avanzada para combatir el delito y Ud. será beneficiado y para que alguna vez aprenda a respetar al personal policial.

Mario Raúl Casas

Lic. en Seguridad

Seguí leyendo

Te Puede Interesar