jueves 18 de abril de 2024

Karina Milei 2025

Lucía Aisicoff

Publicado en Letra P

Karina Milei empezó a mostrarse en las últimas semanas no sólo como la secretaria general de la Presidencia sino como la jefa política de La Libertad Avanza (LLA), una decisión premeditada que anticipa su voluntad de adueñarse de la lapicera de cara a las elecciones legislativas de 2025, en las que hasta podría debutar como candidata.

La hermana de Javier Milei tuvo un rol central desde el inicio de la gestión, aunque en un principio lo hizo con un perfil bajo. La primera señal de cambio la dio el 8 de marzo, cuando Karina protagonizó un spot oficial por el Día Internacional de la Mujer para comunicar su decisión de rebautizar el Salón de las Mujeres, ahora Salón de los Próceres, en el que arrasó con todos los cuadros femeninos para poner imágenes de varones, entre los que se destaca Carlos Menem como el único contemporáneo.

La voz de la pieza -hasta entonces bastante desconocida- fue de la propia Karina, que sólo había hablado en un acto público al presentar a su hermano como presidente electo el día de la victoria en el ballotage contra Sergio Massa. Además, la secretaria general de la Presidencia encomendó al vocero Manuel Adorni remarcar que fue suya la decisión de reacondicionar el salón de la Casa Rosada.

Ese mismo día comenzó un incipiente operativo clamor para levantar la figura de Karina en las redes. Al unísono, las cuentas ligadas a LLA tuitearon acerca de ella, con la intención de destacarla como una líder política y hasta comparándola con Eva Perón.

¿Karina Milei candidata?

El oficialismo apuntará a las elecciones legislativas de 2025 para modificar la composición del Congreso, donde se encuentra en amplia desventaja. Como siempre, distrito clave con el 40% del padrón electoral, en la provincia de Buenos Aires LLA deberá jugar con un candidato fuerte.

“Sería ideal tener un Milei en la boleta”, sugirió a Letra P un dirigente que tiene trato frecuente con el Presidente. Si bien se cuidó de aclarar que hasta el momento Karina no dijo a viva voz que podría ser candidata, ni siquiera a puertas cerradas, los rumores se extienden por Balcarce 50 y más allá.

Si bien el argumento principal se basa en que tener un Milei en la papeleta será la forma más clara de “plebiscitar la gestión”, hay una segunda lectura, de igual importancia: los libertarios temen que el PRO les cope las listas, por eso buscarán instalar candidaturas propias.

Sebastián Pareja, uno de los principales armadores bonaerenses de LLA durante 2023, se ganó la confianza de Karina y será clave para la campaña. El senador provincial pidió licencia para asumir como subsecretario de Integración Socio Urbana (SISU), un cargo en el que manejará un presupuesto abultado a pesar de los recortes y podrá impulsar obras en los barrios populares de todo el país, seguramente enfocado en la populosa Tercera sección del conurbano bonaerense.

La Libertad Avanza compitió en 2023 como una “alianza” de partidos locales que se unieron para llevar a Milei como candidato presidencial. Karina se puso al frente de la misión de consolidar al espacio como partido político nacional para competir en 2025. Para lograrlo, necesitará tener presencia en cinco distritos.

Arrancó por Córdoba, adonde viajó junto a Martín Menem para consolidar el armado. Hay otro Menem que también se convirtió en un sostén fundamental para Karina, Eduardo “Lule” Menem, que pasó de tener un despacho en la Cámara de Diputados a ser la mano derecha de la secretaria presidencial. Un hombre que tiene trato cotidiano con él destacó a Letra P sus años de experiencia en política, una cualidad necesaria para la pelea que asoma con Patricia Bullrich por el armado de las listas en 2025.

Las discusiones fuertes todavía no arrancaron, pero ya se esbozan y tendrán su globo de ensayo este año en la pelea por la intendencia de Río Cuarto, la única elección de 2024. Allí se verá la estrategia: si LLA lleva lista propia y el PRO va por separado o si logran hacer debutar una alianza entre ambas fuerzas.

Las reuniones con la “casta”

En las últimas semanas, Karina encabezó reuniones políticas. La principal fue a solas con Mauricio Macri, que hasta hace poco tiempo se refería a ella de modo despectivo como “la tarotista”, pero accedió a visitarla en la Quinta de Olivos. La reunión que el oficialismo dejó trascender fue un gesto, aunque no estuvo exenta de tensiones y desconfianzas cruzadas.

La secretaria general de la Presidencia no tiene un pie solamente puesto en la campaña, sino que busca demostrar que está involucrada en la gestión. Sorprendió el 9 de marzo con una visita a las instalaciones de Aerolíneas Argentinas en el aeropuerto internacional de Ezeiza junto a Adorni y Martín Menem, en donde se informaron sobre los hangares y aviones de la empresa estatal.

Hay una coincidencia entre quienes ven de cerca la dinámica del oficialismo: Karina empezó a sentirse cómoda de mostrarse como “El Jefe”, apodo que le puso su hermano. No sólo acompaña a Milei, toma decisiones políticas y nadie desconoce que para tener un futuro ascendente en LLA es la única persona con la que no se pueden pelear. Son conocidos los casos de la vicepresidenta Victoria Villarruel, Ramiro Marra y Carolina Piparo, un trío corrido de la mesa chica mileísta, y también el de Carlos Kikuchi, uno de los principales armadores de la campaña 2023, que fue expulsado de las Fuerzas del Cielo por decisión de Karina.

La agenda política de Karina Milei empezará a enfocarse cada vez más en el armado 2025, donde tendrá la lapicera, y acaso decida también ponerle el cuerpo en las urnas.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
hurto famelico

Te Puede Interesar