lunes 24 de junio de 2024
EDITORIAL

Zonas calientes

Por Redacción El Ancasti

Aunque no sea aún un reclamo unánime, ni el tema ocupe todavía un lugar central en la agenda de los gobernadores de las provincias que integran el Norte Grande (NOA+NEA), el pedido de que la energía eléctrica sea subsidiada para la macro región amenaza con instalarse cada vez más en la agenda pública.

El razonamiento de quienes impulsan la demanda es correcto: si el sur argentino goza del subsidio al gas por el clima frío (ley de zonas frías), del mismo modo debería subsidiarse en el norte la energía eléctrica por las elevadas temperaturas que afectan a la región por lo menos la mitad del año.

Quizás el mandatario más insistente con este reclamo sea Gustavo Valdez, gobernador radical de Corrientes. Su condición de opositor le permite ser más enfático, sobre todo en estos días de campaña electoral. “Queremos que subsidien la energía para el norte, porque hace calor y gastamos más en electricidad por el masivo funcionamiento de equipos de refrigeración”, sostuvo con lógica de hierro.

La postura es compartida por varias provincias. Chaco es, después de Corrientes, la que más respalda el reclamo. El oficialista gobernador de esa provincia también adhiere y expresó la necesidad de impulsar una iniciativa de esa naturaleza en un discurso que pronunció a principios de octubre, en oportunidad de inaugurar una central eléctrica para distribuir energía en Resistencia.

Además, fue el mentor de un anteproyecto de ley de “zonas calientes” para que las tarifas de luz se reduzcan entre 25 y 30% para las jurisdicciones del NOA y el NEA. La idea primigenia era que se subsidie la demanda eléctrica en los seis meses de mayor calor, es decir, de octubre a marzo, pero primó la opinión de que la tarifa subsidiada se aplique durante todo el año.

En el NOA hay opiniones coincidentes respecto de apoyar un pedido de subsidio a la energía eléctrica, pero es en el NEA donde tiene más fuerza porque es en esa región donde se produce la mayor parte de la energía eléctrica que se consume en el país. En Santo Tomé, localidad que se encuentra en el límite con Brasil, el gobernador correntino manifestó: “Somos generadores de la energía eléctrica que necesita Argentina” (…) Está Yacyretá y también Salto Grande, pero terminan siendo un instrumento de desarrollo para el resto del país (…). Terminamos pagando tres, cuatro o cinco veces más de luz que en Capital Federal y el Conurbano Bonaerense. Y somos los dueños de la energía de Argentina”, dijo, sumándose a las críticas lanzadas por el gobernador cordobés, Juan Schiaretti, respecto de los subsidios para el AMBA. 

Las conversaciones entre mandatarios y funcionarios de la región están paralizadas por el momento en este tema en particular debido al proceso eleccionario, pero es de esperar que la iniciativa se impulse con más fuerza a partir de noviembre. El Gobierno nacional no se ha pronunciado al respecto, pero el proyecto debería prosperar si es que, como declama el presidente Fernández, aspira a un país federal y equitativo.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar