Reflexiones luego de las PASO

Carta Abierta al Presidente de la Nación

Por Guillermo Aybar
viernes, 16 de agosto de 2019 · 09:47

Atento al mensaje enviado a todos los argentinos, me siento en la obligación ciudadana de no dejar sin respuesta su pedido de disculpas.

A estos fines he escuchado cada una de sus reflexiones y puntos de análisis respecto de su conferencia de prensa del día lunes y de la situación económica durante el proceso electoral post PASO 2019. A partir de ello he intentado aceptar sus disculpas como tales, esforzándome por considerar sus ofensas como no intencionadas, lo cual me ha sido extremadamente difícil. Y lo ha sido por varias razones y de distinta índole, de las cuales quisiera expresarle solo algunas y con el justo respeto que su investidura merece:

1° Razón- me cuesta aceptar como posible que un Presidente de mi país lleve adelante una conferencia de prensa a meses del término de su mandato y se exprese sin analizar pormenorizadamente las consecuencias de todas y cada una de esas expresiones. Me cuesta porque el agravio hacia los ciudadanos que eligieron libremente con su voto es un agravio también al ejercicio de sus derechos políticos al poner en duda su capacidad de elección, su entendimiento y su responsabilidad ciudadana.

2° Razón- asimismo me cuesta porque esa apreciación sobre quienes piensan distinto coincide con lo expresado en sus discursos anteriores y con el accionar de los funcionarios de su gobierno al referirse despectivamente al pasado populista del gobierno anterior.

3° Razón- su identificación de las razones de fondo a las que dedicó sus esfuerzos  refiriéndose a rutas, cloacas, agua potable, etc. no me parece acertada, ya que no creo Sr. Presidente que sean las cuestiones fundamentales aunque si de suma importancia. Y no las creo fundamentales porque sé por experiencia propia que las rutas y calles asfaltadas no se pueden pisar con los pies descalzos y no se pueden aprovechar si los motores no se ponen en funcionamiento por falta de combustible.  Basta con observar las lujosas casonas en los grandes latifundios de la Patagonia Argentina, las cuales no tienen ni asfalto ni cloacas pero gozan de los más altos niveles de confort debido a los elevados ingresos de sus propietarios. Atento a ello sí creo como fundamental la cuestión de los Ingresos de nuestros compatriotas los cuales se han visto consecutivamente lesionados por la creencia de que derivando los Ingresos Agregados hacia los sectores más poderosos y concentrados los trabajadores se verían beneficiados por lo derramado desde las alturas. Por el contrario creo fervientemente que la justa canalización de esos Ingresos Agregados hacia los trabajadores, por efecto de transferencia de ingresos vía precios regulados, beneficiarán los estratos superiores de la economía pero nunca a la inversa pues los recipientes en las alturas son cada vez más grandes y su capacidad de acumulación no permite ni el más mínimo derramamiento.

4° Razón- otra cuestión es su afirmación sobre que el resultado de las PASO 2019 se debió únicamente a un justificado descontento por la situación económica del país y su pérdida de posición respecto de otros países de Latinoamérica y el mundo. Creo que la cuestión es mucho más profunda y necesita de un ejercicio más activo de la memoria para poder analizar objetivamente el por qué de los resultados. En ese ejercicio no puedo olvidarme de Santiago Maldonado, de Rafael Nahuel ni de nuestros 44 tripulantes del ARA San Juan, entre otros que fueron asesinados o que decidieron quitarse la vida desahuciados ante la indiferencia del aparato estatal. Tampoco podemos dejar de lado la persecución permanente a los medios de comunicación que fueron críticos a las políticas estatales diseñadas por el mejor equipo de los últimos cincuenta años y cuyas consecuencias hoy promete morigerar con algunos paliativos. 

5° Razón – Existe desde el inicio de su gestión una invisibilización de los trabajadores, de sus reclamos y de las organizaciones de defensa de sus derechos. Así hemos sido espectadores y hasta partícipes de la utilización brutal de la fuerza pública para desalojar, agredir, despojar y detener trabajadores ambulantes, músicos, actores y otros artistas callejeros.  También vimos a otros trabajadores y jubilados con lágrimas en los ojos pedir auxilio ante el silencio indiferente de los funcionarios de gobierno. 

Médicos, docentes, camioneros, taxistas, productores, estudiantes, etc., han reclamado pacíficamente por una mejora en sus condiciones laborales y salarios, obteniendo como respuesta las durísimas vallas, la desacreditación impasible y las promesas incumplidas.

Los trabajadores somos muchos y nos miramos en el otro porque sabemos que lo que les pasa a ellos tarde o temprano nos pasa a nosotros, sea para bien o para mal; y nos duele el palo en el lomo del laburante y como somos muchos es mucho el dolor y profundo el sufrimiento.

Ante esta situación, observamos, analizamos, decidimos y resolvimos como sociedad madura que utiliza la herramienta que mayor poder le da la democracia “EL SUFRAGIO”, y fuimos TODOS los invisibilizados a decir aquí estamos y esto queremos: “SOMOS EL PUEBLO DE LA NACION ARGENTINA”.

Sin otro particular lo saludo atte.

Otras Noticias