sábado 2 de marzo de 2024
Por las calles del microcentro

Familiares de Ricardo Vega marcharon para exigir justicia

Falleció el 11 de marzo luego de haber estado internado durante cinco meses. Un joven fue imputado.

Familiares y amigos de Ricardo Vega, quien falleció el 11 de marzo tras permanecer internado cinco meses, realizaron una marcha alrededor de la Plaza 25 de Mayo y llegaron hasta la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Primera Nominación. Llevaban un pedido a la Justicia. Por el incidente ocurrido el 3 de octubre del año pasado está imputado Tomás Caniza, autor del golpe que provocó la caída de Vega.

“Personalmente, mis hermanos, mis padres, decíamos que esperemos; estuvimos abocados el 100% para la recuperación de Ricardo, y bueno, producido el deceso fueron muchos los pedidos de amigos, familiares, de que salgamos a pedir justicia”, comentó Sebastián Vega, adelantando que harían "una marcha se silencio y pacífica" en la plaza principal.

“Mis padres tienen 78 y 79 años y es tristísimo ir todos los días a nuestro domicilio y encontrarlos de la forma en que están. Buscan una explicación y no la encuentran”, expresó.

Cerca del mediodía, los deudos de Vega se apostaron frente a la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Primera Nominación, donde sería juzgado Caniza, el único imputado.

El fatídico hecho sucedió el domingo 3 de octubre del año pasado. Ricardo Vega (46) se encontraba en un salón de fiestas en Sumalao, Valle Viejo. En ese festejo fue agredido y resultó gravemente herido en la cabeza. Dado su estado, debió ser intervenido quirúrgicamente. Tras haber permanecido hospitalizado poco más de cinco meses, falleció.

Por este hecho, el fiscal de Instrucción de Quinta Nominación oportunamente había imputado a Tomás Caniza por “lesiones gravísimas”. El joven imputado durante la indagatoria se había mantenido en silencio. No obstante, habida cuenta de que no registraba antecedentes penales, el fiscal ordenó el cese de la detención. Sin embargo, impuso restricciones y fijó una caución de $50.000.

Pese al fallecimiento de Vega, para la Fiscalía no hay relación entre la muerte de Ricardo Vega con las lesiones sufridas cuando fue agredido en Sumalao en octubre último. El delito por el que Caniza debe responder prevé una pena que va de los tres a los 10 años, según el Código Penal.

La causa siguió su curso y a fines de diciembre de 2021 el fiscal Costilla firmó el pedido de elevación a juicio. El expediente –por la fecha del hecho– recaló en la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Primera Nominación, en donde deberá juzgarse el caso.

Fuentes judiciales consultadas por El Ancasti manifestaron que para la fiscalía el deceso de Vega se debe a “factores externos”, no a las lesiones sufridas a causa del golpe y posterior caída en el salón de fiestas.

Por otro lado, la defensa de Caniza entiende que debe modificarse la imputación de “lesiones gravísimas” por la de “homicidio preterintencional”. Este planteo de ser realizado debería ser analizado por el tribunal de la citada Cámara.

De acuerdo con el Código Penal Argentino, las lesiones son “gravísimas” si la lesión produjere una enfermedad mental o corporal, cierta o probablemente incurable, la inutilidad permanente para el trabajo, la pérdida de un sentido, de un órgano, de un miembro, del uso de un órgano o miembro, de la palabra o de la capacidad de engendrar o concebir.

El caso

El hecho ocurrió en la madrugada del 3 de octubre en un salón ubicado en Sumalao, sobre Ruta Provincial Nº 33. Tras la difusión del hecho, la familia de Vega apuntó contra un joven, quien al enterarse de la acusación pública se presentó espontáneamente en la Unidad Judicial N° 10. Sin embargo, con la difusión de un video en el que quedó registrada la agresión, se descartó que sea esta persona y se ordenó la detención de Caniza, quien fue localizado por personal de la División Investigaciones. En el video se observa que Vega sufre un golpe de puño en el rostro y cae violentamente sobre el suelo. Tras impactar su cabeza contra el piso quedó inconsciente. En diciembre, la familia Vega se había constituido como querellante en la causa y confirmaba que Ricardo había sufrido una infección.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar