jueves 13 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

Desinterés por el turismo en Las Chacras

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
11 de enero de 2022 - 01:05

No sorprende, pero sigue provocando indignación. En plena temporada turística, tras dos años de encierro pandémico y con todos los recursos provinciales disponibles para ser aplicados a tal fin, los municipios de Fray Mamerto Esquiú y Valle Viejo no se han preocupado en poner en condiciones los camping más convocantes de cada jurisdicción.

En el caso de FME, el camping de la villa de Las Pirquitas, otrora uno de los más concurridos de la provincia, parece haber sido objeto de un ataque bélico. Los quinchos construidos en 2007 están destruidos, la mitad de las mesas y asadores se encuentran inutilizables, los baños están clausurados y la cantina no funciona.

Es decir, si alguien quiere pasar el día en ese lugar debe ir con un set de campamento propio, como si estuviera en el medio del monte. Bebidas y algo para comer puede conseguir en la villa, con algo de suerte.

Como informó ayer este diario, el camping había sido concesionado por el municipio a un privado para su explotación hasta 2020, pero llegó la pandemia y debió ser cerrado por las restricciones de rigor. Desde entonces, el lugar quedó abandonado a su suerte, y así terminó.

Otro tanto ocurre con el camping de La Carrera, al cual ni siquiera es posible acceder porque está clausurado. Los sanitarios fueron saqueados y las mesas y asadores están en iguales o peores condiciones que las de Las Pirquitas.

El municipio señaló ayer, tras la nota de este diario, que ambos camping están bajo su tutela y que serán refaccionados por administración. O sea, que la gente se olvide de tenerlos en cuenta para este verano.

Está claro que la comuna a cargo de Guillermo Ferreyra puso el foco en otras cosas. El dineral que gastó en la promoción televisiva nacional fue solo para que el turista visite la Casa Natal del beato Esquiú y dé una vueltita en la bicisenda que construyó la Provincia. Ni se les ocurra pasar el día al lado del río.

Con su vecino de Valle Viejo las atracciones no están para lucirse. El camping de El Portezuelo, que fue remodelado en 2021 por el municipio, aún no fue habilitado. Los baños y la cantina están cerrados, y es visible la falta de mantenimiento: yuyos y basura por doquier. Quizás estén pensando en abrirlo al público en Semana Santa.

No es el único bien turístico que administra el municipio de Susana Zenteno en condiciones de abandono. También está a las buenas de Dios la hostería “Polo Giménez”, ubicada en la cima de la Cuesta del Portezuelo. La municipalidad chacarera gestionó el traspaso del complejo de la Provincia a su jurisdicción y hace un año que ni siquiera empezó con las refacciones básicas.

No obstante, en lo que concierne puntualmente a los campings, los municipios de FME y Valle Viejo no previeron que se trataba de los espacios más indicados para el turismo desde el punto de vista sanitario en contexto de pandemia. ¿Qué mejor que recibir veraneantes al aire libre frente al riesgo de los espacios cerrados? ¿Qué tan grandes eran las inversiones necesarias para acondicionar lo mínimo para que la gente pase el día a resguardo del calor urbano?

Sin dudas, hay otras prioridades en ambas comunas. De turismo tienen poco y nada para decir.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Tremendo. Municiones de cañón, de mortero y varias granadas.

Te Puede Interesar