viernes 24 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Presentaron la denuncia en febrero pasado

Confirman una maniobra defraudatoria contra OSEP e imputan a dos personas

La Fiscalía de Delitos contra la Administración Pública descubrió un desfalco que llegaría a los $7 millones. Se logró recuperar $3 millones en diversos allanamientos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
27 de abril de 2022 - 01:15

La Unidad Fiscal de Delitos contra la administración pública imputó a dos personas por el desfalco de fondos de OSEP a partir de la utilización fraudulenta de uno de los posnet que la entidad había entregado a una clínica privada. Tras efectuar diversos allanamientos, en los que se encontró parte del dinero faltante, fueron imputados y detenidos ayer.

En febrero de este año, la Obra Social de los Empleados Públicos realizó una denuncia en la Unidad Fiscal de Delitos contra la Administración Pública al sospechar de que existiría alguna maniobra defraudatoria de los fondos de la Obra social al detectar irregularidades en el uso de un posnet. La fiscalía, a cargo de Facundo Barros, inició la investigación penal y luego de tomar testimonios, realizar pericias contables y tres allanamientos produjo la imputación y detención de dos personas: una mujer de apellido Valdez y su pareja de apellido Lencina. Según las pericias, el desfalco a la obra social alcanzaría casi los $ 7 millones y en tres allanamientos realizados se logró recuperar unos $ 3 millones.

Según pudo averiguar El Ancasti, los hechos habrían ocurrido entre julio de 2021 y febrero de 2022.La mujer, empleada administrativa del Instituto Médico Sagrado Corazón, tenía acceso a un posnet que la obra social había entregado a los prestadores del sistema de salud durante la pandemia.

En connivencia con su pareja, el hombre de apellido Lencina, Valdez habría realizado distintas maniobras irregulares al encontrar una veta para defraudar al sistema de la obra social. La mujer habría utilizado las tarjetas de débito de ella y de su pareja para pagar prestaciones médicas de los pacientes que se presentaban el instituto médico, y que no contaban con una tarjeta de débito o crédito. El paciente le pagaba en efectivo la práctica a la mujer. Luego, mediante la utilización de los posnet de OSEP procedían a la anulación o devolución de las operaciones de pago. Esta maniobra producía un error y la obra social depositaba esos montos en la cuenta de los titulares de las tarjetas, bajo la apariencia de que las anulaciones eran solicitadas por los usuarios de la obra social. En otros casos, solo se producía la devolución de capitales en las cuentas investigadas, sin pago previo de ninguna prestación médica. Es decir que las maniobras funcionaban como una desviación de fondos, ya que a partir de la identificación de las cuentas se logró determinar que ese dinero era acreditado en dos cuentas de Valdez y en una de Lencina.

Según trascendió el desfalco a la OSEP llegaría a casi $7 millones. Tras la investigación, el fiscal Barros ordenó tres allanamientos en la casa de los involucrados, con resultados parcialmente positivos, ya que se logró secuestrar $ 3 millones de pesos que fueron depositados en una cuenta hasta que se determine que efectivamente pertenecen a la obra social de los empleados públicos. En principio, a partir de los testimonios, la clínica no tendría vinculación con los hechos que se investigan.

Es por ello que Valdez y Lencina fueron imputados por fraude a la administración pública. La fiscalía había solicitado su detención el jueves pasado, enterados de la situación se presentaron ayer donde fueron notificados de la imputación. Ambos se abstuvieron de declarar y fueron detenidos bajo caución, por lo que hoy podrían recuperar la libertad si pagaban la caución.

Los pasos de la investigación

En febrero, OSEP presentó la denuncia al sospechar irregularidades en el uso de dos posnet destinado a la clínica privada.

La Unidad Fiscal de Delitos contra la Administración Pública secuestró los posnet y procedió a identificar las cuentas a la que se desviaban los fondos. Así pudo establecer la responsabilidad de la empleada administrativa.

Luego se avanzó con el análisis de las operaciones bancarias. Se solicitaron pericias contables y se produjo el bloqueo de las cuentas.

Posteriormente se realizaron tres allanamientos en viviendas particulares de los involucrados y se logró encontrar parte del botín.

Tenían orden de detención desde el jueves. Se presentaron ayer a la Fiscalía, donde fueron anoticiados de la imputación y quedaron detenidos.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar