sábado 19 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Trampa Piramidal

Bacchiani: 21 días en La Rioja, entre la Alcaidía y un centro de salud y bienestar

Fue trasladado desde el Penal de Miraflores para ser indagado por "estafa". Una querella pidió información "urgente".

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Adhemar Bacchiani lleva 21 días en la provincia de La Rioja y su detención oscila con estadías en la Alcaidía y en un centro que a través de Facebook se promociona como de "salud y bienestar", de primera línea.

El ceo y fundador de la empresa Adhemar Capital SRL, recientemente declarada en quiebra por millonarias estafas a cientos de ahorristas, fue procesado a mediados de abril en Catamarca por la Justicia Federal, por el delito de "intermediación financiera sin autorización, agravada por el uso de publicidad".

En mayo, la fiscal Valeria Rissi, del área de Delitos Complejos de la provincia de Córdoba, lo imputó por supuestas "estafas" en perjuicio de más de un centenar de damnificados.

Paralelamente y al igual que la Justicia cordobesa, la Justicia provincial de La Rioja también lo imputó por "estafas".

En Catamarca y, a pesar de que pasaron más de 10 meses desde que estalló el escándalo con las criptoestafas, el delito de "estafa" todavía no tiene un juez que lo investigue.

Nadie investiga las estafas que habrían sido cometidas por Bacchiani en Catamarca. El juez Miguel Ángel Contreras declinó competencia en este delito y el de asociación ilícita y luego manifestó que “evalúa” investigarlos de oficio.

La declinación fue duramente cuestionada por las partes intervinientes y el expediente terminó en la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, donde lleva meses de evaluación, a la espera de un fallo que defina si el delito de "estafa" en Catamarca debe ser investigado por la Justicia Provincial o la Justicia Federal.

Mientras tanto, los abogados querellantes catamarqueños que necesiten acceder a la tramitación judicial en La Rioja deberán contar con un socio riojano o cordobés, dilatando notablemente los tiempos procesales y generando más gastos a los Estados provinciales.

El viaje

El 27 de octubre, Bacchiani llegó a La Rioja a pedido del Juzgado Criminal y Correccional N°2 a cargo de Héctor Barría, quien mediante exhorto solicitó al juez Contreras su traslado en el marco de la investigación por estafas.

En el ínterin, José Blas, quien firmaba como apoderado legal de Bacchiani, declaró como "imputado colaborador", complicando la situación procesal del presidente del Congreso de la CC-Ari, Mariano Manzi y de la escribana pública Joaquina Córdoba Gandini, a quienes se les endilgó el delito de "insolvencia fraudulenta" en beneficio de Bacchiani.

Por este mismo delito, el fiscal de la causa, Santos Reynoso solicitó que el gurú de las criptomonedas sea indagado, lo que hasta ahora no sucedió porque el sospechoso continúa en La Rioja, en una maratónica indagatoria.

Ante la complejidad para acceder a información oficial sobre sus condiciones de salud, de detención y sobre todo la falta de certezas sobre la fecha en la cual retornará a su calabozo del Penal de Miraflores, una querella catamarqueña presentó un escrito ante la fiscal Rissi, de Córdoba, para que por su intermedio se envíe un exhorto a la Justicia riojana solicitando esa información con carácter "urgente".

El escrito fue presentado ayer a la tarde y específicamente pide conocer cuándo retornará a Catamarca.

Además, solicita que sea evaluado por una junta médica conformada por peritos del Poder Judicial y se indique cuáles son sus problemas de salud, si requieren tratamientos urgentes, los procedimientos que requerirán y dónde podrían ser llevados a cabo.

Crecen las sospechas y la preocupación de ahorristas

La internación de Bacchiani en un centro privado de salud y bienestar especializado en psicología y psicopatologías generó fuerte reacción en las redes sociales.

Una importante cantidad de damnificados consideró que podría tratarse de una maniobra para eludir al accionar judicial y dilatar los tiempos procesales. Otros hicieron hincapié en la falta de información oficial sobre su salud y las condiciones de esa internación. En este contexto y en coincidencia con las manifestaciones de los ahorristas, la querella que pidió información a La Rioja a través de la Justicia cordobesa, también solicitó que de forma urgente se informe si esa clínica cuenta con cámaras de seguridad y qué resguardo se brinda a las filmaciones.

Además, pidió conocer quiénes tienen acceso al sospechoso, familiares, médicos o terceros, remarcando que a pesar de la supuesta afección, Bacchiani sigue siendo especialista en el manejo de dispositivos electrónicos tales como celulares y tablets, con las cuales realizaba tradeo de monedas digitales.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar