martes 31 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Causa Adhemar CApital

Allanamiento y secuestros en el domicilio de Sofía Piña

Buscaban muebles, documentación y mercadería de una dietética que cerró sus puertas recientemente.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Personal de Gendarmería Nacional llevó a cabo un allanamiento en el domicilio de Sofía Piña, en donde secuestraron bienes y documentación que pertenecían a un comercio que recientemente había cerrado las puertas.

El operativo se llevó a cabo anoche por orden del juez federal, Miguel Ángel Contreras, previa solicitud de la Fiscalía Federal de Primera Instancia que no había pedido la detención de Piña.

Las fuerzas de seguridad irrumpieron en la casa que la mujer habitaba con Edgar Adhemar Bacchiani antes de que éste fuera detenido, el 22 de abril. Los gendarmes arribaron a la vivienda ubicada en la calle Henry Saint Clair al 200, del barrio Pueblo Chico y tras exhibir la orden de allanamiento, ingresaron al inmueble.

El objetivo de la pesquisa era localizar y secuestrar muebles, mercadería y documentación correspondiente a la dietética "Oh My Veggie", de la que se habría "desprendido" Bacchiani en septiembre pero que al mes siguiente cerró sus puertas.

En el allanamiento los gendarmes encontraron mobiliario, mercadería y un importante número de papeles relacionados al comercio que quedaron en calidad de secuestro y serán trasladados al Juzgado Federal para las averiguaciones.

Este procedimiento guardaría relación con una denuncia penal presentada por el abogado de un grupo de ahorristas que manifestó que Bacchiani se estaba insolventando para no poder afrontar los compromisos asumidos.

Según la denuncia penal, Bacchiani era dueño del comercio que abrió sus puertas en abril del 2021, pero a partir del 1 de septiembre figura como titular otra persona.

"Habría una clara posibilidad de tratarse de una operación que haría caer la venta, transferencia o traspaso del mismo en insolvencia fraudulenta", sostenía la denuncia. También señalaron que esta operación se realizó aunque mediaba una condena de la Justicia Civil.

El abogado de los damnificados presentó como prueba la factura de compra en el local y una publicación en la que Bacchiani expresa que es dueño del local.

Tras esta denuncia penal, el juez Contreras corrió vista a las partes y posteriormente citaron como testigo a una mujer de apellido Barrientos, quien es la persona que habría adquirido "Oh My Veggie", cuyo local actualmente luce abandonado.

Piña

Sofía Piña es la pareja de Bacchiani y tiene una hija en común con el trader. La mujer fue denunciada por colaborar en la "insolvencia fraudulenta". La presentación fue efectuada por el abogado de un grupo de ahorristas que pidió que sea imputada y detenida.

El abogado Diego Figueroa denunció a Piña porque sostiene que, en base a los elementos que hay en el expediente, la mujer habría tenido una "colaboración activa" y "participativa" en la insolvencia fraudulenta perpetrada por Bacchiani.

Figueroa hace mención a una conversación telefónica entre Piña y Bacchiani en la que surge la existencia de un teléfono celular nuevo desde el que se podía acceder a las cuentas con criptomonedas. De la conversación surge el nombre del abogado de Bacchiani, Lucas Retamozo, quien es el que tendría el teléfono en cuestión por lo que Bacchiani presiona para que se lo entregue a su pareja a fin de que pueda disponer de los fondos y "pueda pagar".

Para el abogado, Piña está "entorpeciendo la investigación" y sostiene que colabora para la comisión de hechos delictivos. Por esa razón solicitó que sea detenida e imputada en la causa.n

El nuevo capítulo de la

"insolvencia fraudulenta"

Tras los procesamientos de la cúpula de Adhemar Capital y la posterior declinación de competencia del Juzgado Federal, la pesquisa avanzó en torno a allegados a los imputados, quienes prestaron colaboración para las maniobras de desapoderamiento de los bienes más costosos de Bacchiani.

En ese curso surgió José Armando Blas, quien se presentó como "imputado colaborador" y ubicó a Mariano Manzi y a la escribana Joaquina Córdoba Gandini, como actores necesarios en la insolvencia fraudulenta. Estos dos luego fueron imputados y llamados a indagatoria.

En ese marco también fueron imputados el contador Iván Segovia, su madre Justa Figueroa y César Agüero Berrondo, suegro de Lucas Retamozo.n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar