martes 14 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Sospechas de favores políticos

UNCA: crece el malestar por la falta de revisión de las designaciones de Fama

La nueva conducción de la UNCA se comprometió a revisar nombramientos y recategorizaciones sospechadas de ser favores políticos. A casi ocho meses del recambio, no hay novedades.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
19 de mayo de 2022 - 09:13

Las numerosas designaciones y recategorizaciones realizadas por el exrector de la UNCA, Flavio Fama, antes de dejar el cargo, levantaron oportunamente la polémica en los distintos sectores que componen la casa de altos estudios. Fama firmó, cinco días antes de entregar el Rectorado al ya electo Oscar Arellano, una resolución en la que otorgó por lo menos 127 pases a planta permanente a personal no docente y le dio recategorizaciones a decenas de empleados. En el listado aparecen nombres destacados, como el de la diputada provincial Silvana Carrizo (JC), el exministro de Hacienda del FCS Mamerto Acuña, el hijo de la exdecana de Ciencias Económicas Jorge Zafe Maza y el hijo del propio Fama, Flavio Fama (h).

Las denuncias, motorizadas el año pasado por el gremio de APUNCA y apoyada por un gran número de trabajadores que llevan décadas sin recategorización, señalan que Fama pagó favores políticos, en muchos casos el trabajo en la campaña electoral para que logre acceder a una banca en el Senado de la Nación, con esas designaciones y recategorizaciones. Además, se efectuaron sin la participación del gremio, como habitualmente se hace a los fines de lograr una ecuanimidad en ese tipo de decisiones.

Desde APUNCA advirtieron que las resoluciones ordenando recategorizaciones y pases a plantas permanentes eran más de las que se conocieron públicamente y cargaron contra el exrector al afirmar que “siempre se manejó así”.

La nueva conducción de la UNCA, encabezada por Oscar Arellano, prometió a poco de asumir que iba a revisar exhaustivamente tanto las designaciones como las recategorizaciones, y puso como plazo diciembre. La actual vicerrectora de la institución, Elina Silvera de Buenader, dijo en aquella oportunidad que se revisarían los nombramientos realizados por Fama antes de abandonar el cargo. En ese marco, dio a entender que se podrían tomar medidas contra aquellas designaciones que no se hayan realizado teniendo en cuenta la normativa vigente. Buenader, que también acompañó a Fama en su anterior mandato, indicó que los nombramientos y recategorizaciones “son cuestiones internas de la institución que impactan en el personal no docente”. Por tal motivo afirmó que como nuevas autoridades “lo tomamos con seriedad y tranquilidad”. “Nosotros tenemos que encuadrarnos en términos legales y es lo que vamos a hacer. No es algo que sea desconocido para nosotros porque los días anteriores ya nos habíamos enterado de la situación porque impacta en el sector no docente. Es por eso que lo trataremos con la mayor responsabilidad que el tema merece”, añadió entonces.

Ante esta situación, afirmó que desde la nueva conducción “no podemos abrir ningún juicio de valor sin antes conocer punto a punto y hacer los análisis que correspondan”.

El tiempo pasa...

Pasó diciembre y no hubo tal revisión, pero culminando el año, y ante la presión de los trabajadores que se sienten postergados por lo que denominan “manejo clientelar” de la planta de personal de la Universidad, trascendió que los resultados de la evaluación de designaciones y recategorizaciones iba a darse a conocer en febrero, al reiniciarse la actividad de la UNCa. Sin embargo, tampoco sucedió.

Pasados casi ocho meses, tanto desde el gremio como desde el sector de los empleados que esperan una respuesta a históricos reclamos de recategorización no atendidos durante la gestión de Fama y tampoco con la actual gestión, sospechan que no habrá tal revisión y que se convalidará lo actuado por el exrector, es decir, la de, presuntamente, pagar favores políticos con recursos del presupuesto universitario.

Trascendió que, dado el tiempo transcurrido, podría haber en los próximos días presentaciones formales tendientes a exigir que la revisión finalmente se haga y se recategorice a trabajadores con mucha antigüedad.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
el bitcoin se derrumbo y binance tuvo que suspender retiros

Te Puede Interesar