lunes 15 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Esperan que la nueva ministra realice definiciones

La incertidumbre preocupa al comercio, que busca protegerse de la inflación

Comerciantes atraviesan por distintas situaciones según el rubro. Admiten que hay problemas para la reposición de mercadería. Ante las dudas, hubo incrementos de precios.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
7 de julio de 2022 - 00:15

El escenario económico del país atraviesa por una situación de incertidumbre mientras se aguardan más definiciones de la flamante ministra de Economía, Silvina Batakis, para calmar los mercados y estabilizar los indicadores económicos. El comercio local advierte que ya se siente el impacto del cimbronazo en la economía y hay distintas reacciones según el rubro. En general, comerciantes y empresarios coinciden en que hay productos que los proveedores no entregan porque no tienen precio de referencia. El sector de supermercadistas locales admitió que hubo variación de precios entre el 9 y el 30%. Algunas panaderías incrementaron el pan en un 10% ante el aumento en los insumos.

Comercios consultados por El Ancasti resaltaron que el contexto de incertidumbre a nivel nacional ya los afecta a la hora de las ventas, pues la gente acudió a comprar para evitar enfrentar futuros aumentos. Ocurre en el rubro de los repuestos automotores, en los que los comerciantes explicaron que hubo incrementos de parte de los proveedores en reiteradas ocasiones desde el lunes: algunos, incluso, aumentaron tres veces hasta hoy. “Hay dos grandes inconvenientes. Uno es el temor a vender un producto a un valor que ya no existe, que después no se pueda reponer. Después hay proveedores que no tienen garantías de reponer los productos porque hay problemas con las importaciones o por las demoras por el desabastecimiento de gasoil”, explicaron a este diario.

Otros comercios explicaron que analizaron la posibilidad de no abrir durante la semana en este marco de incertidumbre, pero decidieron hacerlo para mantener el margen de venta “aun a riesgo de perder”. En este sentido, señalaron que las listas de precios se actualizan casi a diario, pero también advirtieron que hay proveedores que eligieron “no dar cifras hasta la próxima semana”.

El empresario Antonio Prevedello, propietario de uno de los corralones de la ciudad capital, evaluó el momento económico para su rubro. Consideró que es de mucha incertidumbre porque no hay definiciones. Aseguró que algunas empresas multinacionales no están entregando mercadería. En su caso particular manifestó que no hubo incremento de precios, pero admitió que no hay precio de referencia y se corren riesgos.

“Ésta es una situación que ya todos conocemos, muy delicada para el comercio. Hoy estamos trabajando con las mismas listas, no modificamos precios y estamos esperando definiciones. Creo que la tendencia es ésa”, manifestó en declaraciones radiales.

“En este momento no tenemos abastecimiento. Las empresas multinacionales con las que trabajamos mucho nos dicen ‘no tenemos precios' y no te entregan’”, comentó.

En esta misma línea afirmó que todavía hay stock de mercadería, pero el problema es la falta de precios. “No tenemos problemas con el cemento, la provisión es normal, lo que sí hay una suba del 6% para el fin de semana, pero no nos dicen ‘no hay’ como otras empresas, que ahí está problema. El problema son las empresas que no están entregando porque uno está vendiendo y no sabemos cuando nos entreguen la mercadería a qué precio llegará”, evaluó.

"Con el ministro anterior (por Martín Guzmán) veníamos con una inflación pero había mercadería, con esta nueva ministra no hay nuevas pautas, todo el mundo está esperando y en este momento se genera desconfianza", señaló.

"Esperamos que se resuelva pronto porque sino nos vamos a ver obligados a tomar medidas; el stock se va terminando y no te dejan comprar", advirtió y expresó su preocupación por las 70 familias que dependen de su empresa.

El propietario de un importante supermercado local, Eduardo Rojas, se refirió a la situación en el rubro que comercializa alimentos y productos básicos de la canasta familiar.

"El comportamiento de precios ha sido muy complicado; tenemos aumentos que van desde un 9% y hasta un 30%. Lo más sensible en este momento es el azúcar y el aceite, los productos más importantes y de mayor rotación en el supermercado", comentó Rojas.

"Nosotros nunca fuimos formadores de precios y para continuar en la actividad uno tiene que aplicar los precios de referencia porque sino estamos en problemas. Es muy complicado y muy preocupante", añadió.

"En muchos casos los proveedores suspendieron las ventas, como el caso de los enlatados o lo que tiene algún origen importado por la suba del dólar y como hace mucho tiempo que somos clientes de las empresas nos siguen proveyendo, pero está complicado, los volúmenes no son los adecuados conforme a la necesidad de trabajo", expresó.

Rojas señaló que en este rubro el comercio se mantuvo abierto porque los costos de cerrar son muy altos. "Atendemos normalmente; este negocio es muy particular, no podemos parar, los costos de movimientos son muy altos y la verdad que uno no puede detenerse; además la gente necesita del servicio que hacemos", reflexionó.

Los comerciantes coincidieron en expresar que tienen el respaldo de la Unión Comercial a partir de gestiones que se realizaron con el Gobierno provincial. En este marco, destacaron la continuidad del programa Días de Ensueño.

2-2.jpg

Aumento del pan en un 10%

Uno de los referentes del Centro de Industriales Panaderos, Pasteleros y Afines de Catamarca (CIPPAC), Juan Bo, admitió ayer que en su negocio particular decidió incrementar el precio del pan ante el aumento de los insumos.

Según comentó, el precio de referencia para el kilo de pan francés es de $ 250 a $ 270. Sin embargo, en su caso ya lo vende a $ 290 para proteger su negocio frente a la inflación.

"Hoy temprano pedí huevos, me pasaron un precio y a los cinco minutos me llamaron y me dijeron que me iban a respetar lo pautado pero ya había cambiado. Un cajón de huevos que se compraba a $ 5.000 hasta hace menos de un mes, ahora está en $ 6.400", ejemplificó.

También señaló que el incremento del pan se venía dialogando con otros industriales del rubro, pero no todos están de acuerdo. "Ya se habla de que la inflación puede llegar arriba del 100%, hay que mantener el negocio", se sinceró.

El sector también se vio afectado por el faltante de gasoil.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar