Tarifazos

Las tarifas se llevan hasta el 25% del salario

En 2015, la porción de ingresos destinada a esos pagos era del 6%.
lunes, 06 de agosto de 2018 · 08:55

El pago de los servicios públicos se lleva cada vez más del salario y podría comerse hasta un 25% a fin de año, cuando tres años atrás esa porción era de sólo el 6 por ciento. En ello pesa la carrera desigual de dos protagonistas: mientras que los servicios públicos avanzan a saltos de tarifazos cuyos mínimos están en el 30% por vez, el salario lo hace a pasos de cuotas de paritarias del 10 por ciento. Parece una escenificación de la fábula de la liebre y la tortuga, sólo que con un final cambiado: en este caso, la tortuga nunca alcanzará a la liebre.

El gobierno nacional justificó la magnitud de los tarifazos adjudicándole un papel correctivo, ya que con ellos se iba hacia una "normalización" de los precios. Al mismo tiempo, el gobierno impulsó una política de suba salarial a la baja, con lo que los trabajadores debieron destinar cada vez una parte mayor de sus salarios para pagar las tarifas.

"Esta relación se va a mantener o va a aumentar de acá a fin de año", dijo Santiago Fraschina, coordinador del Obervatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV). "La proporción de salario destinado al pago de los servicios públicos no va a bajar y esto será una constante en lo que queda del gobierno de Mauricio Macri", agregó.

Según Fraschina, existen dos razones para que esto sea así: "De un lado, el acuerdo con el Fondo Monetario exige una mayor quita de subsidios que todavía se destinan a los servicios públicos; del otro lado, la dolarización de los servicios públicos lleva a que con cada devaluación se incremente el valor de la tarifa y, por lo tanto, ocupe una porción mayor del salario", explicó.

La UNDAV realizó un estudio en el que comparó el peso de un grupo de servicios públicos (luz, gas, agua y transporte) sobre el salario mínimo que se paga en un conjunto de países. Así, mientras que en 2015 sólo se destinaba el 6% del salario mínimo en la Argentina para pagar esos servicios, esa proporción pasó al 21% en 2018.

Pero como ese cálculo no incluye los últimos aumentos de luz -ya producidos- y de gas -por venir-, al tiempo que el salario mínimo podría crecer apenas un 25% (ver página 18), esa proporción subiría al 25% a fin de año según un cálculo de este diario.

El estudio de la UNDAV muestra como este derrotero fue específico de la Argentina. En ninguno de los otros siete países analizados se verificó un salto semejante y en cinco de ellos, Uruguay, Colombia, Perú, Ecuador y Brasil, los servicios públicos absorben entre el 14 y el 19% de sus respectivos salarios mínimos. Por encima del caso argentino se encuentran sólo Chile, con el 23%, y Venezuela, con el 33 por ciento.

 

Otras Noticias