la medida nacional afectará las finanzas provinciales y municipales

Se perderán $263 millones por la eliminación del Fondo Sojero

El ministro de Hacienda, Sebastián Véliz, indicó que la medida afecta a la realización de obras. También impactará en la generación de empleo.
miércoles, 15 de agosto de 2018 · 04:08

Las medidas anunciadas por el Ministerio de Hacienda de la Nación, en las que, entre otras cosas, se elimina mediante Decreto de Necesidad y Urgencia el Fondo Federal Solidario (FFS), provocaron el fuerte rechazo de las provincias, entre ellas Catamarca.
El primero en salir a advertir el impacto negativo que tendrá la medida en las arcas locales fue el ministro de Hacienda y Finanzas, Sebastián Véliz, quien afirmó que la eliminación del FFS está cercenando “la principal fuente de financiamiento de obra pública de la provincia y los municipios”. 

Debido al contexto macroeconómico de la Argentina, Nación resolvió adelantar algunas medidas que se realizarían en el 2019. En ese sentido, busca realizar un ahorro fiscal de $65.500 millones entre este año y el próximo. Además de la eliminación del FFS, suspendió por 6 meses la baja de las retenciones para aceites y harinas de soja y reduce en un 66% el monto total pagado en concepto de reintegros a la exportación, de acuerdo con un esquema diferenciado por producto.

A partir del porcentaje que cada provincia recibió del Fondo Sojero durante julio, las diferentes jurisdicciones perderán entre lo que queda de 2018 y todo el 2019 $34.990 millones. Nación, por su parte, se ahorraría $8.500 millones para 2018 y $26.500 millones para 2019.
Según estimaciones preliminares de la cartera que conduce Véliz, por la extinción del FFS, la provincia dejará de percibir $263.400.000 correspondientes a lo que resta de 2018, de los cuales se hubieran distribuido $65.850.000 (30%) a los municipios en función de los índices de coparticipación.
“Esto se traduce en menos fondos para la construcción o refacción de escuelas, hospitales, viviendas, rutas, caminos”, lamentó y resaltó que “producto de la consecuente desaceleración de la economía, esto afectará la generación de empleo que genera la obra pública”.

El funcionario recordó que mientras los fondos para obras que bajan de Nación a Catamarca son "prácticamente nulos", la provincia se estaba haciendo cargo mediante préstamos y con el Fondo Sojero de la continuidad de las obras. "Con esta pérdida, quedamos desfinanciados para terminar los proyectos iniciados y tendremos que recurrir al crédito para cubrir este desfasaje”, dijo.
“Esto afecta drásticamente a las provincias, que tendrán que recurrir al financiamiento para poder cubrir los servicios que presta el Estado. Con el agravante de las altas tasas de interés que genera Nación, que se incrementaron del 40 al 45%. Con sus medidas el Gobierno empuja a las jurisdicciones a tomar préstamos, transfiriendo así el déficit nacional a las provincias”, añadió.

"Defender el Federalismo"
Véliz explicó que el objetivo de Nación con las nuevas medidas fiscales “es intentar calmar los mercados y dar una muestra de credibilidad de que podrán cumplir con las metas que establecieron cuando firmaron el convenio con el FMI y para lograrlo necesitan reducir el gasto público, en detrimento de las economías regionales”.

Sin embargo, aseguró que la provincia no apoyará ninguna política que signifique una reducción de sus recursos, porque "se vería afectada directamente la población".
A su vez, remarcó la necesidad de defender el federalismo y que el esfuerzo sea equitativo, “porque el déficit no está en el interior, sino en el Gobierno nacional y la provincia y la ciudad de Buenos Aires”.
Para fundamentar el recorte, Nación indicó que cuando se creó este fondo en 2009 las provincias solo recibían la cuarta parte de la recaudación de impuestos nacionales.

"Gracias a decisiones adoptadas por el Gobierno nacional, las provincias han pasado a recibir en la actualidad un tercio de los recursos nacionales y continuarán aumentando su participación en los próximos años, lo cual torna innecesaria la continuidad de este mecanismo de compensación", dijeron.
Véliz replicó este argumento al señalar que “Nación plantea que las provincias se hagan cargo de los gastos de obra pública con la devolución que se está realizando de la precoparticipación que antes se destinaba a ANSES y que ahora se devuelve paulatinamente. Pero son dos cuestiones diferentes, porque son dos fuentes de financiamiento distintas”, cerró.

La Capital
perderá $96 millones

La secretaria de Hacienda de la Capital, Susana Peralta, se sumó a las críticas contra Nación por la eliminación del FFS. “Para nosotros es una pérdida que asciende a casi $100 millones: $35 millones para este año y $60 millones para 2019”, explicó.

“Esto nos obliga a profundizar las medidas de ahorro que ya habíamos implementado porque el FFS nos permitía realizar obras sin tener que comprometer todos nuestros recursos. Ya hemos puesto en marcha un plan de contingencia para aminorar el impacto en nuestras cuentas, pero aún así debemos ser cautelosos y elegir con cuidado cada inversión para no desfinanciar las arcas municipales”, añadió.

En este sentido, aseguró que las obras de pavimentación que se realizaban en algunos barrios eran financiadas con los recursos del FFS y ahora serán materia de análisis para calcular los costos y la forma de pago con el objetivo de garantizar su continuidad.
Peralta explicó que las fuentes de trabajo en el municipio “no son una variable que se tenga en cuenta para generar ahorro financiero”, pero subrayó que las condiciones económicas no son las mismas que en el año precedente.

Otras Noticias