PARA NO CAER EN LA INDIGENCIA SON NECESARIOS MÁS DE 7.800 PESOS

Subió la canasta básica: hacen falta $19.600 para no ser pobre

La CBT y la CBA, que miden los índices de pobreza e indigencia, subieron más que la inflación en junio.
jueves, 26 de julio de 2018 · 04:05

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), subió un 4,9% la Canasta Básica Alimentaria, que determina el nivel de indigencia; mientras que la Canasta Básica Total, que determina el nivel de pobreza, creció en junio un 4,1%. Ambas variaciones estuvieron por encima de la inflación.

Así, según el INDEC, una familia tipo (un matrimonio y dos hijos) necesitó el mes pasado de $19.601,79 para no ser pobre, mientras que hacen falta $7.840,72 para no ser indigente. Estos incrementos fueron superiores al 3,7% que representó la suba de la inflación promedio del mes pasado.  En ese escenario, la canasta que mide la pobreza acumuló un aumento de 17,5% en el período comprendido entre diciembre y junio.

"En el caso de una familia con tres hijos, el costo de la canasta básica total se elevó a $20.616,77, al tiempo que para no ingresar en la categoría de indigente debió contar con un ingreso de $8.246,71", explica el informe, en el que se detalla también que la variación interanual de la CBA y de la CBT resultó del 29,7% y 32,3%, respectivamente. Ambas cifras también fueron mayores al avance de los últimos doce meses de los precios minoristas, que llegó a 29,5%.
Según el informe sobre Evolución de la Distribución del Ingreso difundido el mes pasado por el mismo INDEC, el 60% de los asalariados y el 40% de los hogares no llegaron a cubrir el costo de la canasta básica en el primer trimestre del año. En marzo pasado, había marcado que la pobreza afecta al 25,7% de los argentinos.

"Según las escalas de ingreso individual, seis de cada diez asalariados, más de 8,3 millones de personas, tenían ingresos mensuales de entre 15.000 y 16.200 pesos. De acuerdo con las escalas de ingresos, alrededor de 899.280 hogares tenían ingresos entre 16.000 y 20.000 pesos, y llegaban parcialmente a cubrir el costo de la canasta que define el nivel de pobreza", informó en su edición de ayer el diario BAE.

A su vez, una comparación realiza por el medio INFOBAE reveló que en relación con el Salario Mínimo Vital y Móvil (que desde julio es de $10.000), este último tuvo un aumento del 24% si se lo compara con julio del año pasado, mientras que las canastas alimentarias y totales experimentaron incrementos por 29,69% y 32,35% respecto de junio de 2017.

Con estas cifras, Clarín señaló que se anticipa un incremento de la pobreza por ingresos en la primera mitad de este año, teniendo en cuenta que los salarios, las jubilaciones y pensiones aumentaron menos que la inflación promedio. "En la primera mitad de 2018, los jubilados y pensionados recibieron dos aumentos: en marzo del 5,71% y en junio del 5,69%, sumando un 11,73% en ese periodo, entre casi 4,3 y 6,3 puntos por debajo de la inflación promedio y del incremento de la canasta básica de indigencia. Esta caída se profundizará en julio y agosto porque recién en septiembre los jubilados y pensionados cobrarán el próximo aumento", advirtieron.

Otro informe, de la consultora Focus Market, informó días pasados que los productos que más aumentaron en el período enero-junio de 2018 fueron la harina 83%; las pastas secas 33,3%; polentas 29,3%; helados 24,8%, insecticidas 23,4, sopas 23,3%; té 22,9%; las tapas de empanadas 22,9%;y  las pastas frescas 20,8%.

Otras Noticias