En septiembre

El aumento a los jubilados apenas superará el 6 por ciento

Se estima que los pasivos perderán este año un 7,5 por ciento frente a la inflación
martes, 07 de agosto de 2018 · 18:36

En base al nuevo índice de movilidad que se aplica por tercera vez este año, el Gobierno determinó que a partir del primero de septiembre, las jubilaciones, pensiones y la AUH aumentarán 6,68%. Sin embargo, expertos previsionalistas estiman que si la inflación anual cierra por arriba del 35%, como proyectan las consultoras privadas, los abuelos perderán hasta 8% de poder adquisitivo real. 

La jubilación mínima actual es de $ 8.096,30 y la máxima, de $ 59.314,97. Con el nuevo ajuste pasarán a $ 8.637,10 y $ 63.277,20, respectivamente. La AUH, que beneficia a unos 4,3 millones de niños y adolescentes de todo el país, subirá apenas $ 105, de $ 1.578 a $ 1.683 por mes. 

El porcentaje de aumento se determina en un 70% por las variaciones del Nivel General del Índice de Precios al Consumidor Nacional elaborado por el INDEC y en un 30% por el coeficiente que surja de la variación de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE).

El primer incremento, que comenzó a aplicarse con la nueva fórmula el primero de marzo pasado, fue del 5,71%, en base al exIPC y el RIPTE de octubre, noviembre y diciembre de 2017 (cuarto trimestre). 

En junio se aplicó el segundo, de 5,69%, según los datos oficiales de enero, febrero y marzo de 2018 (primer trimestre). Hasta ese momento el incremento acumulado fue de 11,73%. Pero en ese mismo período la inflación fue de 13,15%, con lo cual el golpe al bolsillo real fue de 1,42%, aunque más tarde ese desfasaje fue compensado.

Con el próximo 6,68% al que se llegó por las cifras de abril, mayo y junio de 2018 (segundo trimestre), el haber jubilatorio se habrá ajustado en total un 19,19% en nueve meses. Al sumar porcentajes acumulativos se deben pasar las cifras a decimales, sumarles la base 1 (1,0571; 1,0569; 1,0668), multiplicarlas, luego restarle 1 y multiplicarlas por 100. Pura matemática financiera.

Si se toman los últimos 12 meses desde junio para atrás, la suba de precios totalizó 29,5%. Pero desde octubre de 2017 a junio 2018 el costo de vida aumento 23,04%, con lo cual los abuelos perdieron 3,85% de poder de compra real en ese mismo período. Por este motivo, en marzo se dio un bono compensatorio por única vez de entre $ 375 y $ 750, según el caso, y de $ 400 los que perciben la AUH.

Aunque se tome ese bono, la pérdida existe igual: con la fórmula vieja en marzo pasado la suba debió ser del 14,5% (y no 11,73%) y, encima, tres meses antes.

El 15 de agosto se conocerá el dato de julio, que se espera por encima del 3% mensual. Y para fin de año, la pérdida de poder adquisitivo con la nueva fórmula sería más profunda.

"La inflación de 2018 ya se estima en 35,5%. El aumento de los jubilados rondará el 28%. O sea que perdieron cerca de 7,5%", sostuvo la abogada previsional Andrea Falcone al sitio ámbito.com. "No hay que olvidar que además en el empalme entre las dos leyes de movilidad en marzo perdieron el 8,8%. Si se hubiera respetado la movilidad de marzo, que ahora reconoce la justicia, los jubilados hubieran empatado frente a la inflación este año", proyectó la especialista.

Un informe del Estudio Tróccoli, especializado en derecho previsional, calculó que antes del aumento de septiembre la pérdida del poder adquisitivo de los jubilados en lo que va del año llegó al 3,86%. Ese trabajo, advirtió además que si 2018 finaliza con una inflación del 30% los jubilados cobrarán 8% menos que en diciembre de 2015, una cifra similar a la estimada por Falcone. 

Tróccoli aclaró que la fórmula originaria del Poder Ejecutivo -la que se aplicaba en el kirchnerismo- hubiera dado una movilidad del 29,65%, contra un 28,83% de la actual, de Macri. "La fórmula anterior hubiera pagado mejores jubilaciones durante el año, más allá de igualar los haberes a diciembre", evaluó.

En diálogo con este medio, Falcone también remarcó que no es solo un porcentaje lo que se pierde, sino que además hay que tener en cuenta el tiempo. "Antes la pérdida del poder adquisitivo de junio el jubilado la recuperaba en septiembre. Ahora, con el cambio de ley la recuperará en diciembre. O sea que tampoco se cumple la promesa de una recuperación más rápida", alertó la letrada. Por ahora, en el Poder Ejecutivo nadie dio indicios de entregar otra compensación a fin de año. 

"El daño ya está hecho, no pueden dar otro bono. La ley dice que el desfasaje de inflación de este año lo vas a recuperar el año que viene. Si el Gobierno logra controlarla, va a haber jubilaciones que subirán muy por encima de la inflación del 2019. Si la controla al 25%, los jubilados cobrarán la inflación del segundo semestre de este año, el año que viene. La recuperación es a postdata, pero no hay ningún país del mundo con una inflación galopante con tanto tiempo de desfasaje. Lo que hicieron fue patearlo tres meses más", detalló Falcone. 

La abogada mantiene un reclamo judicial para mejorar los haberes. Pide a la Justicia que se aplique lo resuelto en el fallo de la Sala III, la Cámara Federal de la Seguridad Social, que declaró inconstitucional la movilidad establecida en la ley 27.426.

"La sentencia dice que en marzo hay darle el 14,5% de aumento de la movilidad anterior. Y decimos: si das el 14,5% de marzo estás pagando la movilidad del último semestre del año pasado, que sería de julio a diciembre de 2017. En junio de 2018 me tenés que empalmar con la movilidad de enero, febrero y marzo, y desde ahí, vas empalmando más cortito, y se cumple lo prometido, y en junio se cobrará el primer trimestre del año y hay un recupero del poder adquisitivo en menos tiempo".

Más de

Otras Noticias