viernes 20 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Previsibles derivaciones judiciales

Adhemar Capital: empezaron las denuncias contra los "poceros"

Los intermediarios entre pequeños ahorristas y Adhemar Capital también están en la mira. Por este tema hay malestar y también denuncias penales.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
25 de marzo de 2022 - 09:07

Una derivación judicial de la compleja situación que atraviesa la firma Adhemar Capital, que ha paralizado los pagos a los inversionistas que depositaron fondos atraídos por los exorbitantes intereses que ofrecía, es la denuncia contra los denominados “poceros”. Los “poceros” son las personas que organizaban los “pozos”, es decir, la suma de ahorros de menor valor de distintos ahorristas, que estos individuos recaudaban y luego colocaban en la financiera. Mientras los pagos fueron regulares, el sistema funcionó bien: los “poceros” retiraban las rentabilidades y las distribuían de acuerdo a lo acordado previamente. Por lo general, los poceros obtenían dividendos extras por la gestión.

Los problemas comenzaron cuando la cadena de pagos se cortó en enero. Los ahorristas, que no tienen ningún contacto con Adhemar Capital y que les entregaron el dinero a los “poceros”, empezaron a exigirles a los intermediarios que les paguen los intereses prometidos. Ante la imposibilidad de hacer frente a esos compromisos, comenzó el malestar, las advertencias, que en algunos casos se transformaron en amenazas y, ya en determinadas situaciones, en denuncias ante la Justicia.

No se conocen casos en Catamarca, pero sí en otras provincias, incluso en algunas donde Adhemar Capital ni siquiera tiene sede. Tal es el caso de Santa Fe. En la Fiscalía de la ciudad de Vera ya se han presentado algunas demandas y se preparan otras. Según publica el portal de noticias infovera.com.ar, un estudio jurídico de esa localidad “está preparando las denuncias penales a funcionarios, escribanos y contadores de Vera que oficiaban de intermediarios y que serán denunciados por estafas”.

“Testimonios, pagarés, documentos de escribanías y desgrabaciones de audios formarán parte del cúmulo de evidencias”, agrega el medio.

Se cree que en Vera el número de inversionistas asciende al centenar. Se sabe que en un primer momento el monto para ingresar era de 500 mil pesos, que luego pasó a un millón de pesos y que en la actualidad alcanzaba el millón y medio de pesos.

“En medio de este verdadero escándalo que salpica no solo a profesionales sino también a funcionarios policiales de alto rango, las versiones abundan sobre casos que son paradigmáticos: tales como el de empleados que se asociaban entre dos o tres para poder juntar las sumas necesarias para acceder al sistema de inversión; o los de gente que tomaba créditos en entidades financieras locales y que luego colocaba en Adhemar Capital con el fin de hacer una diferencia con el pago de intereses; o, el más comentado de todos, el de un médico que habría colocado a interés la friolera de ¡50 millones de pesos!”, añade el portal de noticias. La noticia aquí.

Por su parte, un medio de la ciudad de Reconquista, también de Santa Fe, se hizo eco de la situación de tensión que existe en Vera. “En Vera reina la preocupación y hasta la desesperación debido a que la cara visible de Adhemar Capital en esta ciudad, un policía con carpeta médica residente en Tucumán, sobre quien pesa la primera denuncia, por el momento no aparece, no da señales de vida”, publicó reconquistacom.ar

“También hay inquietud en las filas policiales por doble motivo: los que confiaron sus ahorros temen no poder recuperarlos, y los que oficiaban de captaclientes podrían enfrentar un proceso penal por estafas y asociación ilícita que no solo les cortaría de plano sus carreras policiales, sino que al mismo tiempo podría ponerlos tras las rejas”, agrega. La noticia aquí.

Tanto en Catamarca como en Córdoba, La Rioja y Tucumán reina la misma incertidumbre. Los “poceros” se cuentan de a cientos, y son la cara visible para los ahorristas que nunca pisaron las oficinas de Adhemar Capital. Los intermediarios se defienden: “nosotros también nos sentimos estafados”.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Edgar Bacchiani

Te Puede Interesar