miércoles 10 de agosto de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Ayacucho norte 68

El departamento en donde quemó y desmembró a la joven

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
2 de marzo de 2020 - 01:10 Por Redacción El Ancasti

El escenario del terrible crimen de Brenda Micaela Gordillo se llevó a cabo en el departamento ubicado en Ayacucho Norte 68, frente a la Universidad de Catamarca.

En el lugar se habrían reunido la víctima con el sujeto en la noche del sábado. Ella había dejado su auto estacionado en calle Junín, frente a la plaza Virgen del Valle. Un Volkswagen Gol.

Según lo indicaron las fuentes, el sujeto habría contado a la policía que había estado "solo 8 veces" con la joven. Que no la conocía, que ni siquiera "sabia en donde vivía". Por el relato del sujeto y que no aportaba datos certeros, la policía no podía confirmar la identidad de la víctima y durante la tarde de ayer en las redes se viralizaron varios nombres de jóvenes que debieron salir aclarar por los mismos medios.

Según lo indicaron las fuentes, los investigadores contaban con un carnet de una obra social de la joven que habrían encontrado entre las pertenencias del sujeto.

Así, en horas de la tarde los familiares de la  Brenda Gordillo se enteraron del horror.

Al parecer, la joven había salido el sábado a la noche y como era muy reservada con sus cosas, sus padres no sabían adónde estaba, estimaron que había salido con amigas. Finalmente a la tarde del domingo conocieron lo ocurrido.

“Es un monstruo”

El hermano de la joven dialogó con El Ancasti en las afueras de la morgue municipal en donde se llevaba a cabo la autopsia.
“No tengo palabras, nunca me imaginé esto. Lo único que quiero es Justicia. Todos nos merecemos. No se qué clase de gente es la familia de esta persona, de este monstruo. Pero pedimos que no oculten nada. Lo que hizo es un monstruo. No se merece que nadie lo defienda. Pido que todo Valle Viejo  salga, que pidamos Justicia", resaltó notablemente acongojado. “Ella era mi hermana, siempre estaba para nosotros, para mi madre, para mis hermanos y sus amigos. Queremos justicia”, señaló el joven.

Brutalidad extrema: el "Indio" Bulacios y El "Negro La Carpa"

El macabro crimen de Brenda Gordillo tiene dos precedentes no menos espeluznantes. Los crímenes de Rita Valdez y Mónica Coronel, quienes murieron en manos de Francisco Andrés Quiroga, alias el “Negro La Carpa”, y Gerónimo Melitón “El Indio”  Bulacios.

Rita Valdez

El cuerpo de Rita Valdez (21) fue hallado descuartizado el 6 de marzo de 2013 a la tarde en el dique El Jumeal. Las pericias indicaron que le había propinado un puntazo en la garganta con el que le produjo la muerte. Luego la desmembró y se deshizo de los restos.  Primero se encontraron los muslos y partes de un brazo, y al día siguiente otro brazo seccionado y trozos de una pierna. Posteriormente, los buzos policiales que trabajaban en la búsqueda encontraron la cabeza y otras partes del cuerpo que serían del brazo derecho.

Al establecerse la identidad de la víctima se detuvo a su ex pareja Francisco Andrés Quiroga, alias el “Negro La Carpa”. La investigación determinó además que Quiroga la explotada sexualmente. En diciembre de 2015 la Corte Suprema de Justicia de la Nación dejó firme la condena de prisión perpetua por femicidio.

Mónica Coronel

Mónica Beatriz Coronel de Pacheco fue asesinada brutalmente por Gerónimo Melitón “El Indio”  Bulacios en febrero de 1996. Según la investigación, el crimen de Mónica Coronel se produjo entre el 27 y el 31 de enero de 1996 en el barrio Eva Perón, en donde la mató a golpes para posteriormente deshacerse del cuerpo arrojándolo en el canal a la altura del Cementerio Municipal. El 24 de febrero se encontraron partes del cuerpo de Coronel y dos días después en un sifón construido a la vera del río Ongolí, se encuentra el resto del cadáver en un avanzado estado de descomposición. En mayo de 1998, El Indio fue condenado en fallo dividido por el Tribunal de la Cámara Penal N° 1 a la pena de 24 años.
El 22 de marzo del 2000, Bulacios fue ultimado por la Policía luego de haberse escapado de la cárcel en octubre del año anterior.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar