DEBATE POR EL DOBLE CRIMEN DE LA RIBERA

Testigos aseguraron que Jorge Luis Burgos era violento con Celeste Silva

Se complica la situación para el único acusado. Debe responder por la muerte de su pareja y del hijo de ambos.
jueves, 12 de septiembre de 2019 · 02:07

Jorge Luis Burgos desde el banquillo de los acusados vio pasar una nueva ronda de testigos. Está severamente acusado por el crimen de su pareja María Celeste Silva y del hijo de ambos, un niño de un año y medio y también por el intento de homicidio de dos niñas de cuatro y seis años, hijas de la joven. Por ello, debe responder por los delitos de “homicidio triplemente agravado por el vínculo, por alevosía y por femicidio”, en relación con la muerte de su pareja; “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía” por su pequeño hijo y “homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa” por las dos niñas, hijas de María Celeste, que pudieron salvar su vida gracias a un vecino.

El crimen sucedió el 27 de noviembre de 2017 en el barrio La Ribera, en el ingreso sur a la Capital, sobre la ruta nacional Nº 38.

Burgos fue sindicado como el responsable de haber incendiado la precaria vivienda donde María Celeste y sus niños se encontraban. El debate se desarrolla en la Cámara Penal de Tercera Nominación; el Tribunal está integrado por los jueces Jorge Palacios, Patricia Olmi y Marcelo Soria. El Ministerio Público Fiscal está representado por el fiscal de Cámara Miguel Mauvecín y la asesora de Menores Daniela Faerman Cano, acompañados por el abogado de la querella Germán Bordón. La defensa es ejercida por el abogado Pedro Justiniano Vélez.

En la segunda audiencia, los testigos, vecinos y conocidos de María Celeste y de Burgos, contaron sobre el contexto de violencia en el que se encontraba la joven madre. El primer testigo recordó que aquella madrugada, al ver la humareda que provenía del rancho donde estaban María Celeste y sus hijos, advirtió que un hombre se dirigía hacia la ruta. “El viernes anterior, Burgos amenazó a Celeste con matarla”, recordó.

También declaró la hermana y tía de las víctimas fatales. “Fui testigo de discusiones y golpes”, dijo. A la vez, contó sobre un episodio con un electrodoméstico que el acusado había dañado.

“El domingo a la mañana discutieron. Él la agarró del cuello. Llamamos a la Policía. ‘Vos estás muerta’, dijo. Ella siempre le tuvo miedo. La tenía amenazada para que ella vuelva con él. No la dejaba separarse”, contó la testigo.

También remarcó que Burgos tomaba alcohol “y se ponía agresivo. Sano era agresivo, tomado era peor”, consideró. A la vez, señaló que el acusado hacía diferencias con las dos hijas de María Celeste, que había tenido con parejas anteriores.

Otro testigo manifestó que entre el viernes y domingo previos a la tragedia, hubo tres hechos de violencia por los que hubo que solicitar intervención policial. “Una vecina le ofreció su casa para que se quede a dormir. Le tenía terror a Burgos”, precisó. Una vecina, testigo en la causa, recordó que María Celeste, días previos al fatal desenlace, había llegado a su casa llorando. La mujer le prestó el teléfono para que se comunicara con la Policía porque Burgos la había golpeado. “Celeste tenía el cuello marcado”, aseguró.

“Ella estaba cansada de él. Quería que se vaya. Seguía con él porque la amenazaba. Ella estaba con miedo. Él la amenazó con matarla y prender fuego la casa”, declaró otra testigo.

A su turno, declaró otra vecina, que conocía a la pareja. Según su testimonio, las peleas y las discusiones eran frecuentes. “Cuando él tomaba, cambiaba. Era agresivo con ella”, relató. También declaró un amigo de María Celeste, quien recordó otro episodio de violencia. “La tenía harta”, aseguró.

El debate pasó a un cuarto. La audiencia se reanudará hoy, con la presencia de más testigos.

Otras Noticias