jueves 23 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cara y Cruz

Volquetes de plata

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
26 de mayo de 2022 - 00:25

Detenidos o bajo proceso los presuntos estafadores, el monto y la ubicación del botín sigue siendo una enorme incógnita. Solo puede decirse que se trata de cifras monstruosas que circularon por Catamarca intensamente durante todo un año hasta el arrebato final, cuando las financieras entraron en cesación de pagos.

No solo se la llevaron los financistas detectados, sino también los miembros de una enmarañada red de “poceros” que colectaban para ellos y permanecen hasta el momento, salvo Pablo Olmi, fuera del radar judicial.

Se supone que la porción mayor del dinero se traficó en efectivo y era “negro”, lo cual tiene su lógica: es imposible que semejantes fortunas pasaran desapercibidas por el tamiz de los bancos. Miles de millones de pesos, millones de dólares que salieron del colchón para meterse en el circuito armado por las criptofinancieras finalmente descubiertas como meros focos de captura de depósitos para esquemas piramidales. En billetes; dinero material, no transferencias bancarias ni criptomonedas.

A razón de un gramo por billete, un millón de dólares en billetes de 100 son 10 kilos. Según un mail enviado por Miguel de la Orden que la contadora Carolina Bonfanti exhibió en la indagatoria por la causa RT Inversiones, en un momento dado se habían depositado en la cuenta dólares de la firma más de 73 millones de dólares, que serían 730 kilos.

El contador Iván Segovia testificó en la causa Bacchiani que Adhemar Capital tenía un pasivo de 2.000 millones de pesos: en billetes de mil pesos, aproximadamente dos toneladas.

Las cifras son ilustrativas, extrapoladas de los datos vertidos en los expedientes, para tratar de hacerse una idea del volumen del dinero. Un toco de 10 mil billetes ocuparía aproximadamente un metro cúbico, de manera que los 73 millones de dólares de RT, en billetes de 100, serían 7,3 metros cúbicos y los 2.000 millones de pesos de Adhemar Capital, en billetes de 1.000, 200. Un volquete tiene unos 15 metros cúbicos, así que vayan haciéndose los cálculos

Mover semejantes volúmenes de efectivo debió requerir una infraestructura y una logística similar a la de un banco, aún considerando que los estafadores hicieran traslados “hormiga” de las utilidades, y también considerando que se usaban billetes para pagarles los dividendos a los que estaban arriba de las pirámides colapsadas.

¿Dónde está esa plata? Una parte, lógico, en los bienes muebles e inmuebles adquiridos por los beneficiados por el diseño fraudulento, o esfumada en los gastos de las vidas de magnates que se dieron ¿Y el resto?

Es arduo imaginar cómo se pudo haber sacado semejantes paquetes del territorio provincial o nacional, y de todos modos el problema hubiera persistido en geografía distinta, porque el asunto de fondo es cómo podría haberse metido en el circuito financiero formal la plata “negra” y hasta blanca después de que se contaminara en los sistemas piramidales.

Un billete pesa un gramo aproximadamente. Un millón son diez kilos. ¿Cuánto pesará el botín en efectivo de las estafas piramidales? Un billete pesa un gramo aproximadamente. Un millón son diez kilos. ¿Cuánto pesará el botín en efectivo de las estafas piramidales?

El un “escollo” importante de las investigaciones, admitió el juez federal Sebastián Argibay, a cargo del expediente RT Inversiones, que es el más avanzado.

“Hay que buscar la trazabilidad de ese dinero, que en principio era retirado en forma física”, consignó el magistrado a Radio Ancasti.

“No se ha determinado adónde era derivado el dinero. Acá hay un gran escollo o problema a dilucidar: la gente entregó un dinero y celebró un contrato con una razón social que es RT Inversiones SRL. Ese dinero, por motivos que ignoro y que son materia de investigación, ha sido derivado hacia otras personas físicas o jurídicas diferentes a RT Inversiones”, añadió.

Dinero físico, no virtual. Volquetes de dinero, divididos acaso en bolsos como los que tiró el ex secretario de Obras Públicas de la Nación José López por sobre la tapia de un convento antes de ser capturado en 2016. Eran casi 9 millones de dólares repartidos en siete bolsos. Una miseria comparada con lo que habrían embuchado en Catamarca los financistas estafadores y sus todavía tapados cómplices.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
A la carga. Cristina Kirchner blanqueó en el plenario de la CTA la pelea de su sector con el Movimiento Evita.

Te Puede Interesar