lunes 17 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

Egoísmo y falta de empatía

Las decisiones individuales que se toman en momento de crisis de incidencia colectiva nunca son solamente individuales: impactan en el conjunto.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
10 de diciembre de 2021 - 01:05

La variante Ómicron del Covid-19 ha puesto en alerta al mundo. Pero no hay mucha información todavía que ayude a entender cómo puede impactar en la marcha de la pandemia. Lo que se sabe por ahora, y es lo que preocupa a la comunidad científica, tiene que ver con que es más contagiosa que las cepas anteriores, incluso la Delta. Pero por lo menos hasta ayer no se había notificado ninguna muerte de pacientes con esta variante del virus. Es cierto que la Ómicron fue detectada recién el 24 de noviembre, por lo que habrá que esperar para determinar si tienen una letalidad menor que las anteriores variantes, pero en principio en los casos notificados en más de 60 países los síntomas parecen más leves. Si así fuera, si el virus en esta cepa enferma, pero no mata tanto, la pandemia puede derivar en una endemia. Es decir, la humanidad debería aprender a convivir con una nueva enfermedad, pero con un número mucho más reducido de casos fatales, tal vez, por ejemplo, como la gripe estacional.

Otra cuestión negativa a tener en cuenta es que la tasa de reinfección con esta variante es más alta, por lo que, aunque las vacunas siguen siendo eficaces, se requieren más dosis para combatir el virus.

Para tener más en claro como incidirá la Ómicron en el devenir de la pandemia habrá que esperar algunas semanas. Mientras tanto, son cada vez más los países que están tomando recaudos para evitar que se propague. Una de las alternativas que ya se implementa es la del pase sanitario, que consiste básicamente en que para participar de actividades masivas o para trasladarse de un lugar a otro se les exige a las personas interesadas que demuestren que han sido vacunadas.

En Argentina, según confirmó ayer la vocera presidencial, se anunciará la implementación del pase sanitario la semana que viene. Es, en consecuencia, una decisión ya tomada. No se dio a conocer aún en qué consistirá, cómo funcionará y que grado de restricción establecerá. Gabriela Cerruti anticipó, sin dar detalles, que más que una prohibición "será un incentivo para que se den una segunda dosis lo que no se la han dado". Es que uno de los problemas, además de los antivacunas, que no han recibido ninguna dosis, es que una proporción de los jóvenes que recibieron la primera no han concurrido a colocarse la segunda.

Algunas provincias ya han implementado el pase sanitario, como Tucumán y Salta, y otras lo harán a partir del 21 de diciembre, como Buenos Aires y Santa Fe.

Las decisiones individuales que se toman en momento de crisis de incidencia colectiva nunca son solamente individuales: impactan en el conjunto. La decisión personal de no vacunarse, en este caso, contribuye a la propagación del virus, esto es, a que haya más enfermos y por ende más muertes. No es bueno el momento actual -nunca lo es en realidad, pero menos ahora-para el egoísmo y la falta de empatía.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
CAMPORISTA. LUANA VOLNOVICH, JEFA DEL PAMI. TIENE UN SUELDO DE 562.000 PESOS. SU NOVIO Y SEGUNDO, $492.000.

Te Puede Interesar