miércoles 15 de junio de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Editorial

Cambio de perspectiva

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
30 de mayo de 2022 - 01:05

La masificación del uso de las nuevas tecnologías, ya prácticamente al alcance de todos, requiere de una adaptación constante de las estrategias vinculadas a prevenir y combatir la práctica de actividades ilícitas que se cometen, por ejemplo, a través de las computadoras personales o los dispositivos móviles. Se ha cuestionado y con argumentos fundados, que el personal de las fuerzas de seguridad ha evidenciado en muchas ocasiones no tener la formación adecuada para enfrentar desafíos devenidos de nuevas modalidades delictivas. Por eso es que debe reconocerse la decisión adoptada por el Ministerio de Seguridad de la Provincia para organizar instancias de capacitación en la materia dirigidas al personal policial para corregir esas deficiencias y también hacia sectores de la ciudadanía que pueden resultar víctimas.

Desde la División Ciberdelitos de la Policía provincial se vienen llevando a cabo charlas-taller sobre una modalidad delictiva vinculada estrechamente con las nuevas tecnologías, el grooming. Aunque exista un área específica dentro de la policía que tiene competencia directa en este tipo de delitos, es imprescindible que todos los efectivos dispongan de herramientas para identificarlos y saber cómo actuar en la investigación.

La tipificación del grooming como delito es relativamente nueva. Fue incorporada al Código Penal argentino como artículo mediante ley nacional sancionada en noviembre de 2013. Señala textualmente: “Será penado con prisión de seis (6) meses a cuatro (4) años el que, por medio de comunicaciones electrónicas, telecomunicaciones o cualquier otra tecnología de transmisión de datos, contactare a una persona menor de edad, con el propósito de cometer cualquier delito contra la integridad sexual de la misma”.

Es importante que tanto los encargados de prevenir y combatir el grooming como sus potenciales víctimas, conozcan los modos en que operan los ciber-acosadores y cuáles son los modos en que se debe actuar en estos casos. Por esa razón es que las capacitaciones del Ministerio de Seguridad también se realizan en escuelas y colegios de la provincia, abarcando, además del grooming, otros trastornos vinculados a los dispositivos electrónicos, como la nomofobia (miedo o ansiedad extrema de carácter irracional que se origina cuando una persona permanece mucho tiempo sin poder usar su teléfono celular), o problemas de mucha vigencia y gran impacto negativo en la vida escolar como es el bullying.

Es una buena noticia que la fuerza policial, que de tanto en tanto se ve involucrada en denuncias de apremios ilegales, violencia institucional, casos de corrupción o vinculaciones con el mundo del delito, haga esfuerzos para lograr un cambio de perspectiva profesionalizando a sus efectivos, capacitándolos en las nuevas modalidades delictivas y mejorando su relación con la sociedad a través de la apertura de instancias de intercambio, en las que se enriquecen tanto la institución policial como los ciudadanos. n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
indicios de marzo

Te Puede Interesar