jueves 20 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Cara y Cruz

¿Salto de productividad?

De acuerdo con lo presupuestado para el año que viene, la Cámara de Senadores de la Provincia parece...

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
1 de diciembre de 2021 - 01:10 Por Redacción El Ancasti

De acuerdo con lo presupuestado para el año que viene, la Cámara de Senadores de la Provincia parece aprestarse a dar un importante salto de productividad, con un incremento del 115% de sus partidas y la incorporación de 113 agentes más a su planta de personal.
Se trata del aumento más importante de toda la estructura estatal. Podría exceptuarse a la Justicia, que dará un brinco del 122,7% respecto de lo que se había presupuestado para este año, pero debe considerarse la devolución, tras una polémica, de unos 600 millones que se le habían recortado en el debate parlamentario. Si se incluyen esos fondos, el aumento judicial sería del 105%, de modo que el Senado está nomás al tope del ranking.

El Presupuesto General de la Provincia fija una suba del 82%, con más de $200 mil millones previstos para gastos y necesidades de financiamiento de 12 mil millones. En la Cámara de Diputados, el aumento calculado es del 70%.
El Presupuesto de la Cámara baja continúa siendo más alto dentro de la estructura legislativa, con $3.500 millones contra 2.381 del Senado. Sin embargo, los senadores hacen la diferencia con la disponibilidad de personal. Hay 63,5 agentes por cada uno de los 16 senadores y el vicegobernador, que preside el cuerpo. Los diputados deben conformarse, pobres, con un poco más de la mitad: apenas 37 empleados por pera, una miseria.
Bajo las presidencias de Cecilia Guerrero y Rubén Dusso, los dos cuerpos despliegan actividades extraparlamentarias mucho más intensas que en otros tiempos, en los terrenos cultural y de las políticas de género sobre todo. La Cámara alta cuenta, por ejemplo, con una biblioteca importante que está en permanente expansión y un estudio de grabación.
Estas funciones adicionales, valorables, no alcanzan a justificar el volumen del aumento presupuestario del Senado, más aún teniendo en cuenta que el 71% del total se destina a gastos de personal.

¿Cuáles son las necesidades funcionales que sustentan el incremento de la planta?
Las funciones específicas de la Legislatura no se ven afectadas por los movimientos de la sociedad del mismo modo que las de los otros dos poderes del Estado, que solo con las demandas devenidas del mero crecimiento demográfico soportan una presión mayor en términos de prestación de servicios: agua, energía, educación, seguridad, justicia, salud.
Los tribunos a lo sumo requerirán mejor asesoramiento para legislar o adecuar la legislación existente sobre los fenómenos que van apareciendo y ganan en complejidad. Esto, sin contemplar que las sesiones ordinarias se extienden solo siete de los doce meses del año, a ritmo más bien moderado. Nada que demande saltos presupuestarios duplicando la inflación, como en este caso.
Mientras en varias reparticiones del Estado se registran problemas por falta de personal o bien insuficiencia de los emolumentos, la Legislatura continúa metiendo gente, fracasado ya el intento de flexibilizar el régimen para poder trasladar gente desde allí adonde se la necesite.
La esperanza es lo último que se pierde, de todas formas. Tal vez Catamarca asista el año próximo a un fenómeno de producción parlamentaria extraordinario, porque más allá de la independencia de los poderes, la plata no deja de salir de un solo bolsillo.
Esto corre también para el Poder Judicial.
El fuerte incremento en sus partidas supone un desafío, pues tiene pendiente desde hace años comenzar a revertir su pobre desempeño.
Si bien el 90% de los casi 10 mil millones de pesos que se le asignaron para el año que viene estará destinado a gastos de personal, sería toda una novedad que la inyección de fondos se traduzca en un mejoramiento del servicio que complemente el recambio generacional que se dio no solo en la Corte ampliada, sino también en todos los niveles de la estructura.n

Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar