jueves 27 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Especie protegida

Invasión de lagartos en Buenos Aires

Pese al estupor por parte de los vecinos, se trata de una especie que no es agresiva y cumple una función importante en el ecosistema

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
14 de enero de 2022 - 19:49

No es la primera vez que llegan noticias de este tipo: los animales son removidos de su espacio natural por emprendimientos urbanísticos y aparecen en medio de la vida cotidiana de ciudadanos que no se los esperan. Al igual que el popular caso de los carpinchos en Nordelta, ahora aparecieron enormes lagartos en los barrios privados de Pilar, en Buenos Aires.

“No son peligrosos, por el contrario, son beneficiosos. Aparecen por la falta de agua y porque se les está invadiendo su hábitat”, explicó Graciela Capodoglio, integrante de la Asociación Patrimonio Natural y encargada de la Reserva Natural de Pilar. Y agregó: “Controlan plagas de ratones y caracoles”.

Con cierto entusiasmo, Graciela Capodoglio sugirió: “La gente debería tratar de conservarlos en sus casas. Forman parte de la fauna nativa que estaba acá desde antes de que llegáramos nosotros”. Y añadió: “Son animales que no comen nada que sea más grande que un huevo, no ponen en riesgo a la gente y como son de sangre fría no pueden transmitir enfermedades”.

Juan Trebino, exsubsecretario de fiscalización y control ambiental del ministerio de ambiente de la Nación, alertó que “son animales que desconfían y como toda especie cuando siente temor hay dos posibilidades: que escape huyendo, o en el caso de ver en peligro su vida, que ataque”.

Trebino advirtió que la convivencia y la baja peligrosidad dependerá en gran medida de la actitud que tome el ser humano. “Lo ideal es no agredirlos o tocarlos y ser respetuosos con ellos. Y como responsabilidad ciudadana avisar a las autoridades ambientales de fauna correspondientes”, concluyó al respecto.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
La crecida de ríos y arroyos constituyen un peligro para la población.

Te Puede Interesar