viernes 28 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un puente inconcluso causa malestar en el Bº Eva Perón

Se lo diseñó para unir los barrios Eva Perón y San José Obrero, separados por el arroyo Fariñango. Cruzarlo no es nada fácil.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
24 de septiembre de 2006 - 00:00
Los vecinos del barrio Eva Perón enfrentan diversas molestias, porque desde hace aproximadamente dos meses que la tan esperada obra de construcción de un puente para unir este barrio con el San José Obrero quedó paralizada.

La obra fue encargada por la Municipalidad de la Capital a una empresa privada. En junio, comenzaron los empleados a levantar los cimientos, pero sólo trabajaron dos meses y de un día para el otro ni siquiera los serenos encargados de cuidar las máquinas y los trabajos permanecieron en el lugar.

Según los vecinos, los empleados sólo habían recibido el sueldo correspondiente a la primera quincena de trabajo y decidieron cortarlos por falta de pago.

El barrio tiene ahora muchísimos inconvenientes, porque quedó la estructura en el medio del arroyo y el agua proveniente de los pozos, que se junta en el centro de la pendiente, obstaculiza la circulación.



Imposible cruzar

Pasar por el lugar es toda una aventura. Mario Gordillo es uno de los vecinos que tiene su vivienda justo enfrente del puente, y es testigo de todos los problemas que tienen que sortear las personas que intentan cruzar el puente.

“Antes de retirarse los empleados hicieron unos tacos en las puntas del murallón pero se rompieron todos, y eso hace que continuamente salga agua de los pozos. Antes cuando no estaba el puente el agua corría por el medio del arroyo, en cambio ahora se extendió más, entonces tenemos que taparla con piedras y escombros para que no avance, así que tenemos las palas a mano para cercar continuamente el agua”, comenta Mario, quien con su hijo rodeó con piedras y escombros el puente para que no se extienda el agua.

“La gente tiene que saltar el camino de piedras para pasar, los remises dejan a la gente a pie porque no quieren pasar. El otro día dos camionetas de Aguas del Valle se quedaron estancadas y no podían sacarlas de ahí del desastre que era. De noche nadie se anima a cruzar por miedo a que se quede el vehículo o por la inseguridad que genera. A la noche esto es peor, porque tampoco hay luz” explica el vecino molesto.

La gente de ambos barrios pensaba que el puente los iba a unir y que iba generar un progreso para la zona, sin embargo su construcción sólo ocasiona problemas.

A una cuadra y media del puente, hacia el noroeste, funciona la Posta Sanitaria y el Centro Vecinal del barrio San José Obrero, y del otro lado, a más de dos cuadras está la posta del Eva Perón, lo que hace que el lugar sea continuamente transitado. Además porque es el acceso más corto y directo hacia el centro, ya que está a pocas cuadras de la Avenida Belgrano. Sin embargo, la falta de atención es notable: hay un inmenso basural rodeando al arroyo, no tienen cloacas, las calles no están pavimentadas, es muy escaso el alumbrado público y la inseguridad crece porque nadie quiere pasar por ahí.

Desde que se abandonó la obra, ningún funcionario comunal se hizo presente para darles una explicación o una solución a los problemas de los vecinos.
Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
clases: las escuelas que no estan en condiciones, no iniciaran

Te Puede Interesar