viernes 23 de febrero de 2024
Aconquija

Sufrió múltiples fracturas en el rostro al ser patoteado a la salida de un boliche

La policía busca a cuatro sospechosos que habrían huido a Tucumán. No le recibieron la denuncia a la madre de la víctima.

Un hombre de apellido Valdez (22) fue salvajemente agredido por una patota a la salida de un boliche en la localidad de Aconquija, departamento Andalgalá, y por las graves lesiones sufridas debió ser trasladado a esta capital, donde próximamente será sometido a una cirugía maxilofacial.

En diálogo con El Ancasti, desde su entorno familiar informaron que ocurrió ayer aproximadamente a las 5:30.

"Por lo pronto sabemos lo que nos pudo contar cuando recuperó el conocimiento", manifestaron.

"Como pudo, porque apenas podía mover la boca, explicó que cuando iba saliendo del boliche sintió un golpe. Se dio vuelta y recibió un botellazo, un golpe de puño en la cabeza y se desmayó. Supuestamente lo patearon en el suelo", agregaron. Remarcaron además que, como es habitual, en el local no había personal de seguridad privada ni policías de servicio adicional.

"Desde el local lo llevaron al hospital de Aconquija de donde lo trasladaron de urgencia en ambulancia al Hospital San Juan Bautista. Acá le hicieron estudios y determinaron que tiene fractura de mandíbula, de pómulo, de tabique nasal y en la zona de una ceja".

Indicaron además que el joven será evaluado hoy por un médico cirujano "y después se verá qué hay que hacer".

Otras fuentes consultadas por este diario informaron que el personal policial concurrió al lugar del hecho pasado el mediodía de ayer y que hasta avanzada la tarde no se habían ordenado medidas por parte de la Fiscalía de la Segunda Circunscripción Judicial.

Afortunadamente, cuando el damnificado recuperó el conocimiento comentó que al momento del salvaje ataque logró identificar a dos de los agresores, los que en total serían más de cuatro.

Al cierre de esta edición se informó que continuaba la búsqueda de los atacantes y que se esperaban las actuaciones judiciales para solicitar colaboración a la Policía de Tucumán, para dar con los sospechosos.

Finalmente un familiar cercano de Valdez dio cuenta de otra grave irregularidad, al comentar que cuando la madre del joven concurrió a la comisaría de Aconquija a radicar la denuncia penal correspondiente "le dijeron que no se la podían recibir porque no tenía pruebas de quién o quiénes habían protagonizado el ataque. Así que no se hizo. Ahora estamos muy preocupados y esperamos que se recupere totalmente".

Denuncias

En el interior provincial todas las dependencias policiales tienen obligación de recepcionar denuncias penales, que también pueden ser radicadas en las fiscalías de cada circunscripción judicial.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar