sábado 20 de abril de 2024
Ocurrido en 2022, en Buenos Aires

Prisión perpetua por el femicidio de Ramona Murúa

José Aldo Costilla (56) fue condenado por “homicidio doblemente calificado por alevosía en contexto de violencia”.

El 8 de marzo de 2022, Ramona Murúa, una catamarqueña que residía en la localidad bonaerense de Florencio Varela, fue asesinada. El miércoles último, el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Florencio Varela, conformado por los los jueces María Florencia Gutiérrez, Jorge Franklin Moya Panisello y María Constanza Fonrouge encontraron culpable a José Aldo Costilla (56) en el delito de "homicidio doblemente calificado por alevosía en contexto de violencia de género”.

Por una promesa en vida a su exmarido, durante muchos años Ramona le brindaba un lugar en donde vivir a José Aldo Costilla. Ella ya lo había denunciado con anterioridad hasta que el 8 marzo de 2022, en el mismo departamento que lo albergó, deslealmente Costilla le quitó la vida.

Transcurridos casi dos años del brutal crimen, luego de conocerse el veredicto, con lágrimas en los ojos y sentido dolor, Brígida Murúa de 90 años, madre de Ramona, agradeció a Dios por el dictamen. "Yo sé que la justicia del hombre a veces es injusta, pero gracias a Dios y a mamita Virgen que hicieron justicia por mi hija".

Recordó con nostalgia que su hija partió a Buenos Aires siendo muy joven. "Se fue a los 19 años, era muy joven, yo no la quise detener".

El caso

El cuerpo sin vida de Ramona del Carmen Murúa (56) fue encontrado en la mañana del jueves 10 de marzo en su vivienda en Florencio Varela; éste se encontraba envuelto con una sábana verde y tenía golpes en el rostro.

En horas de la tarde del miércoles 9 de marzo, personal policial tras un llamado al 911 por parte de Miguel M., se hizo presente en la calle Brochero entre Charcas y Amenabar, en el barrio de Bosques, dado que no podían encontrar a Ramona del Carmen Murúa, su pareja. Antes, Miguel había ido a la casa de Carmen a buscarla ya que no se había presentado a trabajar; luego se acercó a la remisería, lugar donde él había acompañado a Ramona y corroboró con el chofer que esta había llegado a su domicilio la noche anterior.

Preocupado por su pareja, Miguel volvió a la vivienda, solicitó la presencia policial e intentó ingresar a la casa con una vecina desde una propiedad lindera ya que no había nadie en el lugar. Al ingresar, los agentes de la bonaerense encontraron el cuerpo sin vida de la mujer tendido en el suelo; estaba envuelto con una sábana verde en el torso y sus miembros inferiores con una manta floreada. Además, encontraron que la víctima tenía golpes en la cara.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
la justicia verifico deudas por mas de 6 mil millones de pesos

Te Puede Interesar