jueves 19 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Nuevo aniversario de la desaparición de Alicia Nieva

"Pasaron los gobiernos, los jueces, y se fueron 18 años de nuestras vidas"

A los cuatro años de la desaparición murió su padre, hace dos años, su madre. Solamente queda su hermana.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
21 de enero de 2022 - 00:00

Alicia Verónica Nieva (31) trabajaba en la fábrica Camino, ubicada sobre la Ruta Nacional 33, en Sumalao, departamento Valle Viejo. El 21 de enero de 2004, luego de cumplir con sus tareas habituales, se retiró caminando y nunca más se supo de ella.

La búsqueda, la incertidumbre, la espera y la falta total de acompañamiento por parte de organismos del Estado consumieron rápidamente la vida de su padre, que falleció cuatro años después de la desaparición.

Por detrás de su esposo y 16 años después, también murió su madre.

Como viene sucediendo desde hace años, su hermana Azucena renovó el pedido de justicia para que aparezca su hermana y apuntó directamente a los organismos estatales como los principales responsables de que no se haya podido esclarecer el hecho.

“Pasaron los gobiernos, los jueces y se fueron 18 años de nuestras vidas. Nadie se acercó para acompañarnos ni ayudarnos en la búsqueda”, aseguró. Aseguró que "es muy duro no saber qué pasó. Pasaron casi dos décadas y nadie sabe nada. Son 18 años de impotencia, de soledad en el reclamo porque ningún organismo del Estado nacional ni provincial nos ayudó como para poder llegar a saber qué le sucedió”, agregó.

En diálogo con El Ancasti, explicó que autoridades de otras provincias, como Buenos Aires y La Rioja, “colaboraron con la difusión de su foto durante la búsqueda, y acá no tuvimos ni una sola respuesta a nuestro pedido de ayuda”.

“En Catamarca nadie habla del caso de mi hermana. Es como que desapareció en el aire, como que nunca pasó nada. Las autoridades de la fábrica que en todo momento se lavaron las manos negando y escondiendo todo", destacó.

Dijo además que "desde la Justicia local, lo último que sucedió hace ya mucho tiempo cuando conseguimos un abogado a través de la Dirección de Derechos Humanos, es que el entonces fiscal (Ezequiel) Walther pidió que se cierre la causa. El juez Porfirio Acuña se opuso porque él no veía que haya elementos para eso, porque no se había realizado una búsqueda de persona. Y ahí quedó todo. Nunca más hubo novedades”, remarcó.

Consideró además que a pesar de los años que han pasado, "lo único que nos queda son los medios de comunicación, que siempre nos acompañaron desde un principio”.

Finalmente dijo que desde hace ya varios meses y como único suceso en la causa, en Buenos Aires continúa la exposición de “Retratos que piden justicia" en las instalaciones del Centro Cultural Kirchner (CCK).

Indicó que la muestra está compuesta por obras de la artista plástica Fátima Pescci Carou y que entre los más de 200 retratos de víctimas de femicidios está el de su hermana Alicia.

"Ojalá ayude para que la Justicia se ponga a trabajar y podamos saber algo de ella. Mi madre hasta antes de morir pedía verla. Desde entonces estoy sola y necesito ayuda", remarcó.

El hecho

El día que Alicia desapareció salió más temprano del trabajo y le pidió a una compañera que le cuide sus pertenencias. La mujer no regresó a su casa, donde vivía junto a sus padres. La demora puso en alerta a los progenitores que poco después radicaron la denuncia penal correspondiente, más que nada porque ella avisaba en su casa si tenía planeado regresar más tarde.

La presentación judicial fue efectuada en la Comisaría de la Mujer y el Menor pero la investigación nunca prosperó.

Ante la falta de novedades sobre su paradero, la preocupación se incrementó entre su círculo íntimo, que comenzó a frecuentar los edificios judiciales en procura de conocer detalles de la investigación.

Sin embargo nunca hubo un dato preciso acerca de su posible ubicación, a pesar de que algunas pistas la ubicaban en Tinogasta y otras localidades del interior catamarqueño.

A fines de 2016, la familia Nieva consiguió un abogado por intermedio de la Dirección de Derechos Humanos para presentarse como querellante en el caso.

Cuando hizo la solicitud se dio con la novedad de que la causa ya había sido archivada.

La familia presentó nuevas pruebas para que se abra el expediente pero la causa no se activó y poco después falleció su madre.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
conflicto minero en andalgala:  la justicia no puede desentenderse video

Te Puede Interesar