miércoles 21 de febrero de 2024
Ratificó que el programa es de ajuste fiscal

Luis Caputo buscó llevar tranquilidad a los banqueros

El futuro ministro busca una salida para el enorme volumen de Letras en Liquidez (Leliqs).

El futuro ministro de Economía, Luis Caputo, mantuvo ayer un encuentro con banqueros para avanzar con una salida para el enorme volumen de deuda en Letras de Liquidez (Leliqs) que tiene el Banco Central.

Al salir de la reunión, realizada en el auditorio de La Rural, en Palermo, Caputo dijo que el encuentro fue "excelente".

El desafío de solucionar la "bola creciente" de Leliqs, que ya suman unos 23 billones de pesos, es central para la nueva administración.

Sobre todo ahora que la banca dejó de renovar ese instrumento ante la incertidumbre sobre cuál será el rumbo a seguir.

Tras advertir sobre el desarme de esas letras que estaban haciendo los bancos por su cuenta, pasando a instrumentos de pases a un día, Caputo buscó tranquilizar a los banqueros y darles certezas.

"No va a haber sorpresas, el ancla del programa es fiscal", les aseguró, en línea con las afirmaciones repetidas de Milei de que no se gastará más de lo que se recauda.

En el encuentro participaron directivos de ADEBA (bancos nacionales) y ABA (bancos extranjeros). Al finalizar, Javier Bolzico, el presidente de ADEBA, sostuvo que fue "una reunión en la cual intercambiamos opiniones sobre los desafíos de la economía y su forma de abordarlos. La reunión fue muy positiva, Caputo puso énfasis en el equilibrio fiscal como base del modelo, y realizó un abordaje integral y de mercado de los pasivos remunerados del BCRA. La visión de Caputo nos transmitió tranquilidad y confianza".

El Banco Central adeuda unos 23 billones de pesos en Leliqs, y renegociar ese pasivo es la principal tarea que el presidente electo le encomendó a su futuro ministro de Economía.

Más aún cuando en los últimos días el nerviosismo de los bancos se hizo palpable con el desarme de su tenencia en leliqs -papeles que vencen cada 28 días- por pases pasivos a 1 día. Si bien la tasa es levemente menor, supone un riesgo mucho mayor para la economía en caso de que el desarme de leliqs no encuentre un cauce más o menos armonioso.

En lo que va de la semana, unos $3,3 billones se fueron de Leliqs a Pases, lo que torna mucho más inestable la ingeniería financiera.

Por esta razón, sin perder tiempo, y sin haber sido oficializado aún por Javier Milei o la Oficina del Presidente Electo mediante comunicado, Caputo parece ya haber iniciado su gestión.

El plan sería canjear las leliqs y los pases por deuda del Tesoro. Tiene como antecedente la propia gestión de Caputo al frente del Banco Central durante el gobierno de Mauricio Macri.

Durante esa breve estadía, el entonces titular de la autoridad monetaria redujo 30% el stock de Lebac (las Leliq de hoy), cuya liquidez migró a bonos del Tesoro, títulos de deuda a mucho mayor plazo. En síntesis, la jugada de Milei-Caputo limpiaría el balance del Central, cambiando el deudor.

Para eso, también es necesario engrosar las arcas del BCRA para evitar una corrida, según economistas.

Allí también Caputo sería clave para acercar financiación por unos US$ 15.000 millones.

Tal como los participantes del encuentro de ayer fueron detallando, la reunión fue "muy positiva, donde se transmitió tranquilidad". Caputo habría afirmado que se ofrecerá para la deuda remunerada en el Banco Central (BCRA) una solución "de mercado" que no sea compulsiva, que se hará un ajuste fiscal y monetario, y que no se abrirá el cepo desde el primer día.

Seguramente habrá una negociación con los bancos para poder "venderles" un bono por las leliqs. Pero para que estos últimos lo tomen, deberán primero acordar tasa, plazo y, además, querrán ver que el nuevo Gobierno ponga en práctica la austeridad fiscal y política monetaria restrictiva anunciada.

Sin gastar más de lo que entra, sin emitir, los bancos verían un sendero de certeza. Por lo cual este encuentro parece haber sido el puntapié inicial de este proceso.

En el encuentro participaron Facundo Gómez Minujín (JP Morgan), Patricio Supervielle (Supervielle), Jorge Brito (Banco Macro), Martín Zarich (BBVA), Alejandro Butti (Santander), Guillermo Laje (Banco Ciudad), Javier Bolzico (ADEBA), Juan Nápoli (Banco de Valores) y Fabián Kon (Galicia), entre otros.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
la caja de grabois

Te Puede Interesar