sábado 14 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En la Capital, Piedra Blanca y El Suncho

Emotivo festejo por el 196° aniversario del natalicio del Beato Esquiú

Piedra Blanca vivió con júbilo la primera fiesta litúrgica del Beato Mamerto Esquiú. La celebración comenzó con la vigilia, hasta la tarde.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
12 de mayo de 2022 - 00:05

Fray Mamerto Esquiú festejó los 196 años del natalicio del primer beato catamarqueño, la primera celebración multitudinaria en su honor luego de dos años de pandemia y de que fuera consagrado beato. El acto central, realizado en su pueblo natal, fue el cierre de las numerosas actividades que se desarrollaron en su honor y del que participaron la Iglesia, el municipio, devotos y vecinos con numerosas muestras de fe que unieron a todo el Valle Central en su nombre.

Las actividades iniciaron con vigilias en su honor que se llevaron a cabo en FME y en la Capital, con eventos culturales. En la mañana de ayer y tras el izamiento del Pabellón Nacional, se hizo una imposición de ofrendas florales a cargo de las instituciones públicas presentes y posteriormente, el Obispo Monseñor Luis Urbanc ofició la misa en su honor en Piedra Blanca, donde fue el acto central.

Las celebraciones fueron encabezadas por el intendente Guillermo Ferreyra y contó con la presencia de la ministra de la Corte de Justicia, Fabiana Gómez; el ministro de Gobierno, Jorge Moreno, en representación del gobernador Raúl Jalil, también estuvieron legisladores provinciales, funcionarios nacionales, provinciales y municipales, concejales, miembros del Obispado de Catamarca y de la Comunidad Franciscana, fuerzas de Seguridad y una gran cantidad de vecinos.

En su homilía, Urbanc invitó a “imitar a Esquiú” en su fe y compromiso con la Iglesia y la comunidad. “Sea como fraile, como Obispo siempre tuvo un corazón entregado a los demás”, dijo.

Finalizada la celebración religiosa, se realizó una procesión alrededor de la plaza de San José que fue encabezada por la imagen del Beato, para luego presenciar el acto cívico desde su Casa Natal.

Numerosas muestras de fe se vivieron ante la imagen, principalmente por adultos mayores que hoy ven realizado su sueño de verlo en los altares.

Sobre avenida La Callecita se llevó a cabo el desfile cívico que contó con la presencia de escuelas de todo el departamento y de departamentos vecinos, instituciones deportivas y civiles, fuerzas de seguridad, agrupaciones gauchas y el municipio de Fray Mamerto Esquiú. Las palabras alusivas estuvieron a cargo de la directora de la Escuela Estanislao Maldones, Mónica Salvatierra, quien destacó: “Como habitantes de Fray Mamerto Esquiú y como habitantes de Catamarca, debemos contribuir con pequeñas acciones para que este excelente ser pueda llegar a su santidad, tenemos que ser dignos herederos de este legado”, pidió.

“Esquiú nos ha unido”

El intendente Guillermo Ferreyra, en sus palabras destacó la enorme importancia de la celebración, que vuelve a ser masiva tras dos años de pandemia y ya con Esquiú consagrado Beato.

Luego del mediodía, en Piedra Blanca todos compartieron una fiesta popular que se extendió hasta la tarde y de la que formó parte un gran número de vecinos.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar