lunes 26 de febrero de 2024
Por abuso sexual

El intendente Guaraz será juzgado en la Cámara de Sentencia en lo Criminal N° 1

La causa ingresó a este Tribunal, que estará integrado Mauricio Navarro Foressi, Miguel Lozano Gilyam y Silvio Martoccia.

El intendente de Bañado de Ovanta, Santa Rosa, Elpidio Guaraz se encuentra cada vez más cerca de ocupar el banquillo de los acusados. En junio de 2021, una joven denunció al jefe comunal por violencia sexual. Por ello, el jefe comunal fue imputado por “privación ilegítima de la libertad agravada” y “abuso sexual con acceso carnal”. El expediente pasó por varios tribunales, por diversos planteos, hasta que finalmente pudo ser elevado a juicio. La causa ingresó en la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Primera Nominación. El Tribunal estará integrado por los jueces Mauricio Navarro Foressi, Miguel Lozano Gilyam y Silvio Martoccia. El Ministerio Público Fiscal será representado por el fiscal Alejandro Dalla Lasta Baroni. Guaraz cuenta con defensa particular; el abogado Luciano Rojas lo asiste. Actualmente, la causa se encuentra en trámite para la realización del debate –que probablemente se desarrolle el año próximo-.

La denunciante es una joven. En junio de 2021 debió escapar del terruño de Guaraz para poder llegar a la Capital. Una vez aquí, realizó la denuncia en la sede de la Fiscalía General. En la oportunidad, denunció a Guaraz. La denunciante contó un hecho puntual, ocurrido en noviembre de 2019. De acuerdo con información a la que pudo acceder El Ancasti, el intendente se presentó con su camioneta en horas de la madrugada en la casa de la chica. Le insistió para que ingresara al vehículo “para conversar”. Una vez dentro del rodado, Guaraz arrancó la marcha y se llevó a la joven, contra su voluntad, a su casa. Al llegar, la hizo bajar del vehículo por la fuerza y la ingresó a su domicilio. Una vez ambos dentro, cerró la puerta con llave y comenzó a insultarla. Luego la agredió sexualmente. La joven permaneció encerrada en esa casa durante algunas horas.

"Ella fue mi pareja por un tiempo largo pero por ahí en las parejas hay separaciones, distanciamientos. Aparentemente a ella le cayó muy mal esto. Todos en Bañado de Ovanta conocen cómo fue el trato mío con ella, fue excelente, la cuidaba, la respetaba, tenía todo a su servicio. Con la denuncia de ella, su madre, sus hermanas y su abuela salieron en defensa mía", había declarado públicamente a finales del año pasado Guaraz. La “expareja” era una adolescente. Ella tenía 16 años y él promediaba los 50.

La investigación quedó a cargo de la Fiscalía de Instrucción de Cuarta Nominación –por entonces a cargo del exfiscal Ezequiel Walther-. No obstante, el intendente no había sido imputado. En un primer momento, se ordenaron las medidas de rigor, tales como protocolos y pericias, a efectos de tener los primeros elementos para poder encuadrar el presunto delito. En al menos dos ocasiones, la defensa de Guaraz presentó oposiciones. Dada la situación, en ambas veces, el expediente pasó de la Fiscalía al Juzgado de Control de Garantías para resolver tales planteos.

Actualmente, la investigación continuó a cargo de la fiscal Antonella Kranevitter quien asumió el mando de esta Fiscalía, en octubre de 2021. Luego de haber escuchado la declaración de la denunciante y reunir la prueba pertinente, la representante del Ministerio Público Fiscal el 17 de octubre del año pasado imputó al intendente Guaraz. Para Guaraz, la denuncia fue una “maniobra política” y que se trata “de celos”.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar