sábado 25 de noviembre de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Ocurrió en abril

Condena de siete años de prisión por un violento arrebato en la zona sur

Por el hecho, una mujer resultó gravemente herida. Actualmente, se encuentra internada en Córdoba.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Franco Sebastián Cuello llegó a la Cámara de Sentencia en lo Criminal de Primera Nominación para responder por varios hechos, entre ellos un violento arrebato a una mujer, en abril último. Desde entonces, se encuentra privado de la libertad en el Servicio Penitenciario Provincial, en Capayán. Cuello compartió el banquillo de los acusados con Jonathan Calderón, quien llegó en libertad. Ambos estaban coimputados por “robo” pero, además, Cuello fue imputado por “robo agravado por resultar en lesiones” y “robo en grado de tentativa”.

La audiencia se desarrolló de manera unipersonal y fue presidida por el juez Mauricio Navarro Foressi. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal Alejandro Dalla Lasta Baroni, quien estuvo acompañado por el abogado de la querella Alejandro Carrasco. Víctor García, abogado del foro local, asistió a ambos acusados en la defensa.

El hecho más grave sucedió el 4 de abril último. Cristina Agüero fue la víctima del violento arrebato perpetrado por Cuello. La mujer circulaba en motocicleta por calle Elsa Beatriz Ahumada del Pino, a metros de avenida del Bicentenario, en la zona sur capitalina. Fue abordada por otros dos motociclistas –uno de ellos era Cuello-, quienes intentaron robarle sus pertenencias. La mujer cayó violentamente sobre el asfalto. Por la caída, sufrió graves lesiones y desde entonces se encuentra internada, en estado delicado.

Los acusados confesaron los hechos y admitieron su responsabilidad. Al mismo tiempo, pidieron perdón.

El fiscal de Cámara en su alegato, de acuerdo con la prueba y los testimonios, con relación al “robo” en el que estaban coimputados Cuello y Calderón planteó el cambio de calificación por “hurto”. A su entender, en ese hecho no hubo violencia. Para Calderón pidió una pena de seis meses de prisión efectiva, habida cuenta que contaba con antecedentes penales.

La situación de Cuello era distinta. Tenía que responder por el violento arrebato contra una mujer que actualmente continúa internada y por un robo no consumado. Si bien se apoderó de bienes ajenos, en su huida cayó de la moto en la que se fugaba y así se pudieron recuperar los elementos. Para Cuello, el fiscal Dalla Lasta Baroni pidió una pena de siete años de prisión. En su alegato, el fiscal destacó que se trató de un arrebato violento, con una mujer y que ocasionó un grave daño.

A su turno, la querella adhirió al planteo del Ministerio Público Fiscal. El abogado Carrasco detalló la gravedad del estado de Cristina Agüero, quien resultó víctima del violento hecho de inseguridad. El querellante destacó que se presentaron más de 15 informes, mientras estuvo internada en el Sanatorio Pasteur, en Catamarca. De estos, más de cinco daban cuenta de que su vida corría peligro. También presentaron historia clínica del Cuerpo Interdisciplinario Forense (CIF). Debido a las múltiples fracturas, su estado de salud se vio seriamente dañado. Tras más de un mes de internación en el nosocomio capitalino, la familia la trasladó a Córdoba. Allí permanece internada. “No puede caminar ni alimentarse por sí misma. Se le realizó una traqueotomía y en julio tuvo un paro. Se la reanimó. No está en coma pero se encuentra en estado grave. Se espera una evolución para que pueda tener una mejoría con rehabilitación”, explicó.

El juez Navarro Foressi halló culpables a Calderón y a Cuello. Al primero lo condenó a seis meses de prisión efectiva pero mantiene la libertad hasta que el fallo quede firme. Cuello fue condenado a siete años. Tras el veredicto, regresó al Penal.

El abogado de la querella comentó que si bien la familia “no está conforme por el dolor”, sí se esperaba una condena. “Se destaca la celeridad. Sucedió en abril y ya hay condena”, valoró el querellante.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Tensión. La Corte de Justicia defendió el presupuesto en la comisión de hacienda.

Te Puede Interesar