sábado 21 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Habían robado una moto

Comerciante derribó a dos motochorros arrojándoles una reja

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
20 de enero de 2022 - 01:10

Un comerciante protagonizó el martes una insólita secuencia en el partido bonaerense de San Vicente, cuando intentó detener con una reja de su local a dos presuntos motochorros que habrían intentado robar una moto. El hecho ocurrió por la tarde, minutos después de las 13, sobre la avenida San Martín, entre las calles Larrea y Artigas. Toda la secuencia fue registrada por las cámaras de seguridad del local y el video no tardó en hacerse viral.

Según se puede ver en las imágenes, el hombre se encontraba retirando las rejas del frente del comercio cuando vio que se aproximaban dos presuntos motochorros que perseguían supuestamente a un motociclista para robarle. Ante esa situación, con una de las planchas de metal en la mano, esperó que se acercaran del todo y arrojó la reja directo a las ruedas de una de las motos para detenerlos.

En los videos se puede ver que los dos hombres se levantan del piso y empiezan a correr en dirección a la calle Larrea, porque detrás de ellos venían persiguiéndolos también otros dos comerciantes que los siguieron hasta que los perdieron. La moto finalmente quedó en el lugar pero los supuestos delincuentes lograron escapar.

La inseguridad es un problema constante en San Vicente. En diciembre pasado, un efectivo de Prefectura Naval (PNA) fue baleado en el abdomen por un motochorro cuando esperaba el colectivo para ir a su trabajo. Todo comenzó unos minutos antes de las 5 de la mañana del martes 21 de diciembre. A esa hora, Marcelo Alejandro Barboza se encontraba en una parada ubicada en la esquina de Ángel J. Bassi y Presidente Perón, a unas siete cuadras de su casa. Barboza se dirigía a prestar servicio y estaba vestido de civil, con su arma reglamentaria en el interior de la mochila. En ese momento lo interceptó un delincuente armado. El prefecto se identificó como agente de la Fuerza y se resistió el asalto, ante lo cual el ladrón disparó y escapó sin que Barboza pudiera sacar su arma para repeler el ataque.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar