en referencia al choque con bélgica

Pavard está dispuesto a ir a la "guerra"

El defensor de los Bleus siente que Francia llega en un gran momento. Mencionó que pasaron a Messi y Suárez, y ahora van por Hazard.
lunes, 9 de julio de 2018 · 04:06

El lateral derecho francés Benjamin Pavard aseguró ayer que su seleccionador Didier Deschamps tenía "palabras fuertes que motivan" y por ellos están "listos para ir a la guerra junto con él", a un día del duelo de semifinales del Mundial-2018 contra Bélgica.

Deschamps "es alguien realmente importante, todo el mundo lo conoce, era el capitán de la selección francesa y ganó la Copa del Mundo (en 1998). Ahora, es el seleccionador y jugar bajo sus órdenes, es excepcional", comentó el defensa Bleu.

"Da pequeños consejos que permiten evolucionar. Soy joven y hace no mucho tiempo que juego como profesional. Es una gran persona y un gran entrenador. Maneja bien los titulares y los suplentes. Tiene palabras fuertes que motivan, estamos listos para ir a la guerra con él", comentó el jugador en conferencia de prensa.

Pavard arrancó su carrera como profesional en el Lille, antes de marcharse al Stuttgart alemán en 2016. En ese club francés, casualmente, ha militado el astro belga Eden Hazard, antes de ser traspasado al Chelsea inglés.

"Cuando jugaba en Lille, estaba más bien en la tribuna y lo miraba en los entrenamientos abiertos al público. Es un muy buen jugador, de una calidad enorme. He jugado con uno de sus hermanos, Kylian".

Que pase otro

Bélgica "es un muy buen equipo con grandes atacantes. No tenemos presiones particulares. Hemos jugado antes contra muy grandes futbolistas como (Lionel) Messi, (Luis) Suárez, no le tememos a nadie. Vamos a trabajar con el análisis de video para bloquearlos bien. Es un trabajo enorme que hace el cuerpo encargado del video, tienen 24 horas de trabajo y nos dan sus astucias. Miro muchos videos para saber cómo juega mi rival", confesó.

Thierry Henry, una gloria del fútbol francés campeón mundial en 1998, trabaja como ayudante en el cuerpo técnico de Bélgica, una situación rara para muchos de los jugadores Bleus, y también se ha convertido en una voz que puede terminar dañando los intereses de Francia en San Petersburgo mañana.

"Será nuestro sexto partido en el Mundial y como siempre vamos en busca de la victoria", comentó.

El más belga

Pavard vivió su infancia cerca de la frontera belga y la prensa de su país lo señala como el más belga de los franceses en este partido. Pero él lo siente de otro modo.

"Es verdad que habito justo al lado de la frontera. Tengo un amigo belga con el que juego en mi club (Stuttgart, el centrocampista Orel Mangala). Pero mis amigos son más bien franceses, más allá de que conozco algunos jugadores belgas", aclara el chico que jamás perdió vistiendo la camiseta de los Bleus, ya sea en juveniles o en la selección mayor (29 cotejos).

Su sueño es llevar ese récord "hasta 31 partidos", confesó en la previa de la semifinal ante los belgas.

De menor a mayor

Francia llegó al Mundial de Rusia con muchas dudas en su funcionamiento y hasta cuestionado en su juego.

La prensa de ese país criticó a Deschamps por descartar a algunas figuras como Benzemá, del Real Madrid y por no conseguir un estilo arrollador.

Sin embargo la selección gala terminó primera en el Grupo C luego de dos triunfos ajustados, 1 a 0 y un empate sin goles.

Lo mejor vino en octavos y cuartos de final donde se despachó con un 4-3 mentiroso contra Argentina y desplegando un gran juego.

En el duelo contra Uruguay llegaba con menos apuestas ya que la "Celeste" venía de cuatro victoria consecutivas.

Sin embargo Francia volvió a desplegar un gran juego y la superó 2 a 0 con otra gran muestra de poder y calzarse, luego de la despedida de varios grandes, del rótulo de candidato.

Otras Noticias