lunes 23 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Torneo Federal C

Para cabuleros: quisieron “salar” a Newbery en La Rioja

El “Funebrero” se presentó para jugar la semifinal de vuelta y se encontró con una cruz hecha de sal a la salida al campo de juego. La “maldición” no alcanzó y se metió en la final. Mirá la imágen.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti

El mundo del fútbol da para todo y las cábalas son grandes protagonistas. Los “cuernitos” de “Mostaza”, el talco en el saco de Basile, Bilardo y la prohibición de tocar las valijas, la chomba de Ramón Díaz. A lo largo de la historia del Fútbol Argentino hay un sin fin de ejemplos de esos pequeños ritos que se emplean para atraer a la suerte o maldecir al rival y el ascenso no es la excepción. 


El que sufrió una situación de estas el pasado domingo fue Jorge Newbery de Pomán, único representante catamarqueño que queda con vida en el Federal C, quien viajó hasta La Rioja para jugar la semifinal de vuelta e intentar clasificar a la final. 

Newbery ganó y alcanzó la final del Federal C


Pero el “Funebrero”, además de sufrir la clásica resistencia que todo equipo sufre cuando va a jugar de visitante, se encontró con algo muy curioso que llamó la atención y se terminó viralizando en Facebook: una cruz a la salida de la cancha hecha con sal. Aparentemente, los locales, que tenían que revertir un 2-0 en contra, quisieron “salar” al catamarqueño y casi les sale. Es que finalmente Andino pudo revertir el marcador (ganó 3-1), pero terminó perdiendo en los penales y quedó eliminado. ¿Se habrá tratado de una sal baja en sodio que no alcanzó para completar el maleficio? La realidad es que la curiosa situación llamó la atención de más de uno. 

La maldición de la sal 

En Catamarca, quien se hizo eco fue el medio especializado Botineros Diario, donde se cuenta la historia de la maldición de la sal. "La creencia que afirma que derramar sal atrae la desgracia se fundamenta en el valor que tenía en la antigüedad esta sustancia. Hoy en día, se sigue creyendo que da mala suerte tirar sal y para neutralizar ese efecto negativo, se toman tres pizcas de sal derramada y se arrojan por encima del hombro izquierdo, hacia atrás. A raíz de esta leyenda, hay quienes creen que se puede ocasionar daño a una persona arrojando sal en su casa, en la puerta de entrada o directamente sobre el cuerpo del individuo, pero esto no es así. Si a usted le tiran sal, no tema; no sólo no conseguirán ocasionarle ningún daño, sino que es probable que mejoren su suerte".


 

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
lo mejor del enduro del noa dice presente en las juntas

Te Puede Interesar